Independentistas catalanes y el PSC marginan a Vox en el Parlament con dos comisiones de segunda

PSC, ERC, Junts, CUP y Comuns activan por primera vez dos comisiones específicas para cumplir con el reparto proporcional de presidencias del Parlament

Más de mil personas marchan este martes en Barcelona con motivo del 12 de Octubre en una manifestación a favor de la unidad de España en la que finalmente no participa Ciudadanos, que busca así marcar perfil propio respecto a PPC y Vox, presentes en la celebración.- EFE/Marta Pérez

Nueva jugada de los partidos del cordón sanitario contra Vox. PSC, ERC, Junts, CUP y Comuns vuelven a aliarse para constituir dos comisiones específicas –que hasta ahora no se habían constituido dada su poca relevancia– para que Vox pueda obtener dos presidencias y cumplir así con el principio de proporcionalidad que exige el reglamento.

Según han explicado fuentes parlamentarias, se trata de las comisiones de “textos refundidos” y la de la “aplicación del principio de subsidiariedad y proporcionalidad”. La primera se encarga de ordenar y agrupar textos presentados en varios frentes, mientras que la segunda de cómo se aplica en la legislación catalana el marco jurídico europeo.

La fórmula escogida por estos cinco grupos del Parlament permiten apartar a Vox del día a día parlamentario sin incumplir el reglamento de la cámara catalana, que exige que las presidencias se distribuyan de forma proporcional a lo representado en las pasadas elecciones, y Vox fue cuarta fuerza con 11 diputados.

No son las únicas comisiones que se han puesto en marcha, puesto que también iniciarán su andadura otras “de estudio”: la del Delta del Ebro, la de Escuela Inclusiva, la de Racismo Institucional y Modelo Policial, y las de seguimiento sobre Infancia y sobre Juventud.

El “cordón sanitario” contra Vox en el Parlament

Las maniobras para aislar a Vox son una constante desde que inició la legislatura. Los cinco partidos antes mencionados rubricaron un “pacto antifascista” con el objetivo de aislar al partido de Ignacio Garriga dentro de la institución catalana, como ya pasó con la “fórmula imperialli”.

Normalmente, para repartir a los senadores por designación territorial, se solían usar las fórmulas de los restos mayores o, en menor medida, la ley d’Hondt. Ambas fórmulas matemáticas hacían que Vox tuviera un senador autonómico, y se rescató esta curiosa fórmula en desuso en gran parte del mundo para vetarlos, aunque en este caso se desmarcó el PSC.

La acción de Vox está fuertemente fiscalizada en el Parlament. Tras la última intervención en el Debate de Política General, los mismos grupos que han aprobado la constitución de estas dos comisiones pidieron llevar las declaraciones de Ignacio Garriga ante la Comisión del Estatuto del Diputado al ser tildadas de “racistas”.

“En su turno de intervención formuló un seguido de expresiones y afirmaciones, vinculando delincuencia con inmigración, haciendo identificación expresa de la nacionalidad de aquellos que eran presuntos responsables con su nacionalidad y, por tanto, con su origen”, explica el texto.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña