Media Europa (España no) suspende sus vuelos a Reino Unido por la nueva cepa de Covid-19

Bélgica, Holanda, Italia, Alemania y Austria han cancelado su tráfico aéreo para cortar la transmisión de la mutación británica del coronavirus

Los países europeos han comenzado a tomar cartas en el asunto para impedir que la nueva mutación del coronavirus que azota al sureste de Reino Unido se expanda de forma generalizada por el continente. Bélgica, Holanda, Italia, Alemania y Austria ya han prohibido todos sus vuelos al territorio británico para poner coto a la expansión de la nueva cepa.

La respuesta se produce apenas 24 horas después de que el Gobierno británico pusiese el grito en el cielo por esta mutación del coronavirus cuya transmisión es un 70% más rápida que la enfermedad original que llegó en primavera a Europa. Un fenómeno que ha levantado de nuevo las restricciones fronterizas que se impusieron en la primera oleada.

Holanda ha sido el primer país en reaccionar ante la amenaza. El Gobierno de Países Bajos ha decidido suspender toda la actividad aérea con Reino Unido durante al menos diez días por temor a la propagación de la nueva cepa de Covid-19 que ya ingresó en el país en los primeros días de diciembre.

La prohibición no incluye el transporte de mercancías ni la movilidad del personal sanitario para luchar contra la pandemia. Seguirán abiertos de forma normal tanto los puertos marítimos, como el transporte en coche, tren o barco. Unas restricciones que podrían endurecerse en los próximos días.

Bélgica también prohíbe los viajes en tren

El Gobierno de Bélgica, otro de los territorios más próximos a Reino Unido, también ha cancelado todos sus vuelos con origen o destino al país británico. Una restricción que ha ampliado también a los viajes en tren. Estarán prohibidos al menos durante las próximas 24 horas.

Durante ese lapso de tiempo, los investigadores belgas seguirán analizando los últimos datos sobre la nueva mutación de la Covid-19 para tomar una medida de carácter más definitivo. “No tenemos una respuesta concluyente”, ha explicado el primer ministro, Alexander De Crooc.

Italia se suma a la corriente de restricciones europeas

El último gobierno europeo en confirmar la suspensión de los vuelos ha sido Italia, que ha sumado esta restricción a su severo plan para evitar que el coronavirus se descontrole todavía más durante las fiestas navideñas. El Gobierno está ultimando la normativa a través del Ministerio de Sanidad y ya se la ha comunicado a sus socios italianos.

“Nuestra prioridad es proteger Italia y a nuestros connacionales”, ha explicado en sus redes sociales el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio.

Italia sigue manteniendo unas cifras muy altas de contagios. El último reporte epidemiológico detectó 16.308 nuevos casos positivos de Covid-19, mientras que 553 personas más perdieron la vida como consecuencia de la enfermedad.

Alemania y Austria se suman a última hora a las prohibicioones

En las próximas horas podrían sumarse nuevos países del viejo continente a la oleada de aislamiento de Reino Unido.  Alemania y Austria han sido los dos últimos en acordar también la suspensión del tráfico aéreo. 

El ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, había advertido a primera hora que la prohbición era “una opción seria” que se está estudiando. Tras no obtener respuesta de sus socios europeos ha optado por tomar la decisión de forma unilateral y cerrar todos los trayectos de ida y de vuelta con restino al territorio británico. 

La respuesta se ha decidido casi de forma automática al cierre que ha comunicado el Gobierno austríaco, que ha anulado todos los aterrizajes de vuelos procedentes de la zona de riesgo. “Tenemos que evitar por todos los medios que nos sea introducida esta peligrosa mutación del virus”, ha subrayado el ministro de Exteriores, Alexander Schallenberg. 

Reino Unido reconoce que la nueva cepa está “fuera de control”

El Gobierno de Reino Unido ha sido el primero en advertir sobre las consecuencias sanitarias de esta nueva cepa del coronavirus. El ministro de Sanidad, Matt Hancock, ha admitido hoy que las dificultades para controlarlo.  

Desafortunadamente, este virus, la nueva cepa está fuera de control. Tenemos que controlarlo y la única forma en que podemos hacerlo es restringiendo el contacto social”, ha expresado en una entrevista con Sky News. El incremento de los casos ya ha forzado el cierre total de la ciudad de Londres.

Las primeras evidencias científicas apuntan a que la nueva versión del coronavirus ya estaba presente en el mes de septiembre en Reino Unido. Fue responsable del 28% de los contagios en esa época y actualmente ya se ha convertido en la cepa mayoritaria en el país. No hay pruebas que demuestran que tenga una mayor letalidad y se espera que también pueda ser bloqueada por la vacuna.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.