La desobediencia de la Generalitat con el 25% de castellano llega al Parlamento Europeo

La portavoz de Asamblea por una Escuela Bilingüe, Ana Losada, denuncia ante la Comisión de Peticiones de la eurocámara la negativa del gobierno catalán a garantizar la presencia del castellano en las aulas

Manifestantes de naranja protestan contra la aprobación de la Ley Celaá, que suprime el castellano como lengua vehicular / EFE

Un instituto de Manresa se niega a impartir el 25% de clases es castellano por “indicaciones” del Govern. / EFE

El conflicto por el 25% de castellano en los colegios de Cataluña se ha desplazado hasta el Parlamento Europeo. Asamblea por una Escuela Bilingüe ha hecho llegar a la Comisión de Peticiones de la eurocámara, presidida por Dolors Montserrat, para que inste al cumplimiento de la sentencia firme que entierra la inmersión lingüística tanto a la Generalitat como al Gobierno.

A través de una carta, la presidenta de la entidad a favor del bilingüismo escolar, Ana Losada, ha denunciado que la Generalitat tiene como objetivo el incumplimiento desobedecer la decisión judicial “habiéndose dado, incluso, el paso de ordenar a los funcionarios dependientes del Departamento de Educación que desobedezcan la mencionada sentencia”.

“Un grave atentado a principios básicos del Estado de Derecho”

“Desde nuestro punto de vista, se trata de un grave atentado a principios básicos del Estado de Derecho. Las decisiones de los tribunales obligan a todos y los poderes públicos, especialmente, deben sujetar su actuación a la ley y a las decisiones de los tribunales”, ha explicado Losada a través de la misiva enviada al Parlamento Europeo.

Losada, a través de la carta, también ha denunciado que el conseller de Educación, Josep González-Cambray, lanzó “durísimas acusaciones contra el Tribunal Supremo” para luego afirmar que “no cambiarían nada en el modelo educativo catalán y conminó a los centros educativos a no modificar la política lingüística que habían desarrollado hasta ahora”.

“En este caso, además, lo que se pretende es mantener una práctica (la enseñanza monolingüe en catalán que excluye como lengua de aprendizaje una oficial que es materna de la mayoría de los catalanes) que los tribunales ya han declarado de manera firme que es contraria a la Constitución y a los derechos lingüísticos de los hablantes”.

La Generalitat: “No tienen que hacer ningún cambio”

Tras conocer la Generalitat la sentencia del 25% que obliga al castellano a ser lengua vehicular conjuntamente con el catalán, González-Cambray pidió a los centros que siguieran trabajando como hasta ahora: “Tienen que seguir trabajando como hasta ahora, no tienen que hacer ningún cambio en sus proyectos lingüísticos. Esto no va de porcentajes, estamos hablando de educación”.

El conseller de Educación consideró que “la sentencia es una muestra más de que lo que necesitamos es un Estado Propio para no tener que depender y estar a la espera de un juez que se manifieste desde el desconocimiento”. “Quien tiene las competencias es el departamento de Educación y el Govern del país”, afirmó.

En una entrevista con Economía Digital, Losada recordó que la sentencia era de obligado cumplimiento y que debía asegurarse que al menos una asignatura troncal se impartía en castellano. “Tiene que ser un 25% en materias troncales, como matemáticas, historia o ciencias. No pueden cambiarla por educación física, ajedrez, plástica o religión”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña