La edad de jubilación sube a los 66 años con el arranque del 2021

La aplicación de la reforma de 2013 endurece a partir del 1 de enero los requisitos para acceder a una jubilación

Las personas que quieran jubilarse a partir de este viernes en España deberán haber cumplido por lo menos los 66 años. La reforma de las pensiones que se acordó en el año 2013 elevará la edad legal para acceder a una pensión de jubilación desde el 1 de enero. Es el siguiente paso de un cambio de ciclo que prolongará la vida laboral de los trabajadores en la próxima década.

Solo se librarán de tener que cumplir con el requisito de los 66 años de edad las personas que hayan cotizado durante al menos 37 años y tres meses. Para ellos, se contempla un escenario especial que les permitirá disfrutar del 100% de su pensión cuando celebren su 65 cumpleaños. Un premio para la constancia.

Hasta ahora se exigía haber alcanzado una edad de 65 años y 10 meses para poder jubilarse sin haber alcanzado una vida laboral tan prolongada. Sin embargo, la horquilla se va endureciendo cada año como resultado de la reforma legal que sacó adelante el Gobierno de Mariano Rajoy hace siete años.

Lo que no ha cambiado desde entonces es el requisito de cotización mínima para poder acceder a una pensión contributiva de jubilación. Los 15 años de trabajo siguen siendo la barrera mínima para poder cobrar este subsidio, de los cuales dos tienen que estar comprendidos en los 15 años previos a concluir el periplo laboral.

La edad mínima de los contratos de relevo también sube

La aplicación de la reforma también la notarán las personas que se acojan a una prejubilación mediante un contrato de relevo que permite cubrir parcialmente a la persona que se retira. La edad mínima en este caso será desde el 1 de enero de 62 años para las personas que tengan cotizados al menos 35 años y tres meses. El listón sube hasta los 63 años para los que cuentan con una vida laboral por encima de los 33 años de cotización.

Los trabajadores que quieran disponer de una jubilación parcial pero sin que su compañía realice un contrato de relevó deberán realizar los cálculos en función de la edad ordinaria de jubilación de cada caso.

Aumenta el número de años para calcular la pensión

Los cambios normativos que votó el Congreso de los Diputados en 2013 también tendrán consecuencias directas en la forma de calcular la pensión de jubilación. A partir del primer día del 2021 se utilizarán los últimos 24 años de cotización para determinar la remuneración mensual que corresponderá a cada una de las personas.

Es un año más que el requisito que estaba vigente en el año 2020. Un factor que puede reducir el subsidio de jubilación para aquellas personas que hayan experimentado una clara mejora de sus condiciones laborales en el último tramo de su vida.

El Gobierno plantea elevar a 35 el número de años del cálculo

El dato utilizado podría quedar obsoleto si finalmente el Gobierno de Pedro Sánchez decide llevar adelante la nueva modificación que está estudiando el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Su cartera contempla elevar hasta 35 el número de años para calcular la pensión inicial de las personas que se retiran.

La medida teóricamente se traduciría en una rebaja de la pensión inicial de los jubilados y ha provocado un desencuentro en el seno del Ejecutivo con el bloque de Unidas Podemos que se opone a una medida que no estaba contemplada en el acuerdo de la coalición al inicio de la legislatura.

Tampoco ha sido bien recibida por los sindicatos que han adelantado su firme oposición a la nueva reforma que ya planteó el Gobierno de Mariano Rajoy pero que fue descartada por las formaciones que secundan el Pacto de Toledo por el recorte que habría supuesto para las pensiones.