La pandemia destruye 622.000 empleos en España en 2020

El paro sube en 527.900 personas hasta alcanzar una tasa del 16,1% en los últimos doce meses, según los datos de la EPA

Un bar de Burgos cerrado por la crisis del coronavirus. El sector de la hostelería será de los más castigados si se produce una subida del salario mínimo a 1.000 euros, según un informe de la patronal Cepyme

Un bar de Burgos cerrado por la crisis del coronavirus. El sector de la hostelería será de los más castigados si se produce una subida del salario mínimo a 1.000 euros, según un informe de la patronal Cepyme

La crisis sanitaria del coronavirus ha desencadenado la mayor caída de empleo en España de los últimos nueve años. La pandemia ha destruido 622.600 puestos de trabajo en todo 2020, lo que representa una caída del 3,12% de la ocupación con respecto al cierre del año anterior, cuando la Covid-19 todavía era una amenaza ajena. Son unas cifras que excluyen a los más de 700.000 españoles que continúan afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

La última Encuesta de Población Activa (APA) ha revelado también el impacto que ha tenido la Covid-19 en el número de desempleados que ha crecido en los últimos 12 meses del año en 527.900 personas. Es un 16,5% más que el año anterior. El resultado es que la tasa de paro se ha disparado hasta alcanzar 16,13% al cierre del año. La subida del paro pone fin a siete años consecutivos de descensos desde que se empezó a dejar atrás el golpe de la crisis financiera internacional.

Variación del paro por trimestres. EPA

Los ERTE maquillan el derrumbe del empleo en el 2020

España ha cerrado el ejercicio con un total de 3.719.800 personas en desempleo, mientras que 19.344.300 ciudadanos se mantienen como ocupados. Sin embargo, la estadística no refleja de forma fiel el panorama laboral español porque los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) computan como si siguieran plenamente con su empleo.

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, admitió este miércoles que todavía hay cerca de 700.000 personas afectadas por estos expedientes, ante la imposibilidad de retornar a la actividad anterior por el avance de la tercera oleada de coronavirus. El escenario se prolongará por lo menos hasta el 31 de mayo, fecha en la que vencerá de nuevo esta herramienta excepcional del Gobierno.

El empleo del cuarto trimestre modera la caída final

A pesar de que 2020 ha sido el curso más negativo de los últimos nueve años, los datos del cuarto trimestre han empezado a mostrar algún síntoma de recuperación y han permitido moderar ligeramente el desplome final. En los últimos cuatro meses del 2020, el desempleo se ha reducido en 3.100 personas, lo que representa una leve mejoría del 0,08%.

El tramo final del año también ha permitido que los datos de ocupación se incrementen en 167.400 personas, lo que supone un aumento del 0,87%. Es la mayor subida en un cuarto trimestre desde el 2004. Un fenómeno que se explica por la necesidad de levantar el empleo después de los despidos que dejó la primera oleada de casos de coronavirus.

En la segunda mitad del año se han creado 737.100 puestos de trabajo en España, lo que ha facilitado que se recupere el 55% del empleo perdido durante el medio año anterior, cuando se decretó el primer estado de alarma y se obligó a los ciudadanos a permanecer casi tres meses en sus hogares para frenar los contagios.  

El desempleo se ceba con el sector servicios

El sector Servicios, que engloba a actividades como la hostelería o el comercio, ha sido el más golpeado por la crisis sanitaria del coronavirus. El número de desempleados de estas actividades ha crecido en el 2020 en 279.500 personas. Sin embargo, el golpe podría ser todavía mayor porque también son los que concentran un mayor porcentaje de personas bajo el paraguas de los ERTE. Las restricciones sanitarias y la caída del consumo les han condenado en los últimos doce meses.

La Hostelería de España se manifiesta contra las restricciones sanitarias del Gobierno./ EFE
La Hostelería de España se manifiesta contra las restricciones sanitarias del Gobierno./ EFE

Los efectos de la pandemia también se han sentido con fuerza en otras actividades económicas como la Industria, que ha sumado 31.900 parados más a las listas a lo largo del año o en la Construcción que ha protagonizado un incremento de 7.900 desempleados. Áreas como la Agricultura sí que han logrado mantener sus cifras de empleo prácticamente estables.

Cataluña, Canarias y Madrid son las comunidades más afectadas

El descenso de la ocupación se ha sentido de forma generalizada en todo el país, pero ha tenido un mayor impacto en las comunidades con una alta densidad de población. Cataluña ha destruido 137.600 empleos en el último año, Canarias ha perdido 112.800 puestos de trabajo y la Comunidad de Madrid 107.100. Las tres han sufrido el golpe de la caída del turismo.

Otros territorios que dependen menos de la llegada de visitantes han logrado alcanzar incluso ligeros aumentos en su ocupación. Extremadura cuenta en 2020 con 5.500 ocupados más, Murcia con 2.100 y La Rioja con 400. En todos los casos, no se tienen en cuenta las personas que siguen en ERTE.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.