La pandemia repunta en Cataluña con los hospitales llenos de enfermos críticos

Los contagios, el riesgo de rebrote y la velocidad de propagación crecen de nuevo en Cataluña que todavía conserva 423 pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI)

Profesionales sanitarios realizan su trabajo con enfermos de la COVID en la UCI del hospital del Mar de Barcelona | EFE/AG/Archivo

Los peores presagios de los epidemiólogos se han confirmado: la pandemia ha comenzado a empeorar en Cataluña, cuando todavía no se han podido liberar las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los pacientes críticos que ingresaron durante la tercera oleada de contagios. Los principales indicadores epidemiológicos han experimentado un retroceso en las últimas 24 horas, con la amenaza presente de una cuarta fase de rebrotes.

La última actualización del Departamento de Salud ha evidenciado un cambio en la tendencia epidemiológica. La velocidad de propagación del virus, el riesgo de rebrote e incluso el número de contagios diarios han repuntado, despertando todas las alertas.

Todos los especialistas de salud pública, incluido el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, llevan días advirtiendo sobre el riesgo de ingresar en una cuarta ola, sin haber descongestionado por completo el sistema de salud. En las UCI de Cataluña, todavía permanecen 423 enfermos críticos: el mismo número que el día anterior.

Los malos presagios lo ha confirmado un nuevo incremento de la velocidad de reproducción de la enfermedad (Rt) que se ha disparado dos centésimas hasta los 0,99. Está a tan solo un escalón de marcar el inicio de nuevo de una fase expansiva de la Covid-19. Es uno de los factores que ha echado por tierra en varias ocasiones la flexibilización de las restricciones sanitarias en Cataluña.

También se ha notado una variación preocupante en el índice que mide el riesgo de rebrote (EPG) que se ha incrementado cinco puntos en las últimas 24 horas hasta los 190. Se trata uno de los principales datos que adelantan el impacto potencial de la pandemia a medio plazo.

Los contagios vuelven a repuntar tras la tercera oleada

El signo más visible del cambio de tendencia en Cataluña es el incremento de los contagios. El último boletín epidemiológico ha recopilado 1.637 nuevos casos positivos en la región, lo que representa 83 más que en la jornada anterior. El volumen está lejos de los datos de la tercera ola pero va en ascenso.

Una profesional del sistema sanitario practica una prueba PCR a un hombre para determinar si tiene Covid-19. EFE/Fabio Motta

Como resultado del avance de la pandemia, la caída de la incidencia acumulada se ha quedado estancada en los 193 casos positivos por cada 100.000 habitantes. Todavía está por debajo del umbral que marca el riesgo extremo para la salud pública pero a más de 100 puntos de alcanzar el objetivo marcado por el Ministerio de Sanidad.

El único síntoma de una mejoría de la pandemia es la caída de los ingresados convencionales. El número de pacientes en los hospitales se ha reducido en 30 personas hasta los 1.409. Sin embargo, se trata del último factor en sentir los cambios de tendencia de la curva epidemiológica, ya que las personas tardan al menos una semana en presentar los síntomas.

Detrás de este cambio de tendencia, muchos epidemiólogos sitúan a la expansión de las nuevas cepas que se han originado en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. Las tres se contagian con mayor facilidad, ya que presentan valores más altos de transmisibilidad que el modelo original que se secuenció por primera vez en China. Las autoridades catalanas han detectado la presencia ya de varios pacientes afectados por las variantes.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.