La variante india amenaza al verano: una dosis de la vacuna protege de ella solo un 33%

Una dosis de las vacunas de Pfizer y Astrazeneca solo protegen de la variante india en un 33%, una cepa que cada vez se extiende más en el Reino Unido

Las vacunas de Pfizer y Astrazeneca protegen por igual a personas mayores o jóvenes, según un estudio llevado a cabo por investigadores británicos./ EFE/Archivo

Personal sanitario manipula una vacuna contra el coronavirus. EFE

España visualiza el fin de la pandemia y se prepara para la temporada de verano. Los datos epidemiológicos avanzan positivamente, pero si algo demostró la experiencia de la época estival anterior es que no hay cabida para la relajación. El coronavirus sigue presente, aunque en menor medida, y la amenaza más severa está al acecho: la variante india. Aunque la campaña de vacunación avanza rápido, de los más de 47 millones de españoles tan solo se ha inoculado la pauta completa a 8,1 millones. Y, los que solo han recibido un pinchazo tan solo están protegidos de la cepa india en un 33%.

Así lo ha demostrado la investigación Efectividad de las vacunas Covid-19 contra la variante B.1.617.2, llevada a cabo por varias instituciones británicas, entre ellas el Instituto de Salud Pública de Reino Unido y la Unidad de Investigación para el estudio de las vacunas e inmunización. Los resultados demuestran que la vacuna de Pfizer es efectiva en un 87,9% frente a esta mutación -frente al 95% habitual-, mientras que la de Astrazeneca tan solo alcanza una protección del 60%.

Panel de información de los vuelos del aeropuerto de Málaga previstos para este lunes. La cancelación de vuelos procedentes del Reino Unido no será efectiva hasta este martes. /EFE/Jorge Zapata
Panel de información de los vuelos del aeropuerto de Málaga previstos para este lunes. La cancelación de vuelos procedentes del Reino Unido no será efectiva hasta este martes. /EFE/Jorge Zapata

Sin embargo, la protección se ve notablemente reducida cuando tan solo se ha inoculado el primer pinchazo. Mientras que una dosis de Pfizer (y Moderna) tiene una eficacia del 80%, según un estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, contra la variante B.1.617.2 baja hasta un 33,5%. Lo mismo ocurre con la de Astrazeneca, cuya eficacia baja con un pinchazo del 76% hasta el 33,2%.

La variante británica crece en el Reino Unido

Este hallazgo pone en riesgo la temporada de verano en España. El propio estudio, que todavía tiene que ser revisado por pares, alerta de que esta variante se ha detectado en todo el mundo, pero especialmente en el Reino Unido, donde se ha producido un aumento de contagios.

En concreto, la semana pasada se registraron infecciones de la cepa, B1617.2, hasta 2.111 más que la semana anterior. Y este repunte se produce en un momento en el que España abre sus fronteras con este país al considerarlo “seguro”. Los británicos ni siquiera necesitarán una PCR para entrar.

Mientras tanto, Alemania, que no tiene la dependencia que tiene España de los turistas ingleses, ha prohibido la entrada de estos ciudadanos en el país y Francia plantea algunas restricciones. Pero España se juega mucho con el tirón del turismo británico. Aun así, nada asegura a los hoteleros que se recupere la afluencia de anteriores años, ya que el Reino Unido sigue teniendo a España dentro del grupo de países en los que hay que tener cautela.

España forma parte de una lista color ámbar por la que las restricciones para los británicos que viajen a España son estrictas. Los ciudadanos deberán guardar una cuarentena al volver al Reino Unido, algo que podría afectar negativamente a uno de los países que más contribuye a los ingresos por turismo en España. Además, tendrán que hacerse hasta tres pruebas diagnósticas.

En cualquier caso, esta investigación pone de manifiesto la necesidad de acelerar el proceso de inmunización. Especialmente, entre la población de 65 a 67 años. De momento, en España se han registrado 11 casos en Galicia y 20 más repartidos entre Extremadura, Canarias, Cataluña y País Vasco. La expansión está controlada, pero habrá que ver qué ocurre con la llegada de turistas británicos.

Noelia Tabanera