Los CDR fracasan en su intento de reventar el acto del Rey en Barcelona

Los independentistas radicales rocían con huevos y pintura en polvo a los agentes de los Mossos d'Esquadra al grito de "puta España"

Los autodenominados Comitès de Defensa de la República (CDR) han vuelto a tomar las calles de Barcelona para protestar por la presencia de Felipe VI en la entrega de los premios Barcelona New Economy Week (BNEW), en la Estación de Francia, aunque con menor virulencia en otras ocasiones. Pese a ello, los independentistas radicales han arremetido contra los Mossos d’Esquadra.

Los manifestantes concentrados en la inmediaciones de la estación de Francia han lanzado huevos contra los agentes mientras chillaban soflamas independentistas como “Puta España” o “1-O ni olvido ni perdón”. Eso no ha sido todo, puesto que también han lanzado pintura en polvo contra los Mossos que custodiaban el cordón policial. 

Los CDR habían convocado la protesta en el Arc de Triomf a las 10 de la mañana, donde se han concentrado medio millar de personas. Desde esa zona han empezado a desplazarse hasta llegar al Born y mezclarse con los manifestantes que formaban parte de la cadena humana que había convocado la otrora poderosa Assemblea Nacional Catalana (ANC). 

Los CDR aúnan fuerzas con la ANC

Los independentistas radicales se han sumado a las protestas contra el Rey Felipe VI que había convocado la ANC, que también se había concentrado en los alrededores de la Estación de Francia. A partir de mediodía los Mossos han empezado a desmontar el cordón policial que custodiaba el recinto donde se alojaba el monarca. 

Algunos manifestantes han aprovechado para entrar en la Estación de Francia, donde han irrumpido pese que los Mossos los han podido desalojar sin mayores incidentes. Algunos de estos manifestantes del independentismo radical han tenido que ser encapsualdos por los agentes para una posterior identificación. Según 20 Minutos, uno de ellos era el militante de JxCat y activista Rai López

El Rey llama a la unidad pese al boicot institucional

Pese al recibimiento hostil de ANC e independentistas y el desplante institucional, el Rey ha animado a mostrar al mundo “una imagen de unidad” que honre la reputación de España en el extranjero. Felipe VI ha llamado a propiciar “un entorno estable y beneficioso”, clave para afrontar “juntos” la recuperación económica tras la crisis del coronavirus. 

El Rey no ha estado solo, al contar con Pedro Sánchez y el teniente de alcalde, Jaume Collboni. El Govern de la Generalitat se ha ausentado en bloque y los tres expresidentes catalanes le han contraprogramado con un acto en Perpiñán, en Francia. Tampoco ha asistido al evento la alcaldesa barcelonesa, Ada Colau, que esta semana ha atacado nuevamente al Rey.

El evento tiene el fin de dar un espaldarazo a la reactivación de la economía con proyectos innovadores y el monarca ha asistido junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dos semanas después de que La Moncloa maniobrase para impedir su asistencia a un acto de los jueces en la ciudad condal por temor a una reacción violenta porque inhabilitación de Quim Torra era inminente y se aproximaba el 1-O.