Los científicos contradicen a Trump: no habrá vacuna en noviembre

Los médicos que desarrollan los ensayos clínicos critican las presiones del presidente y aseguran que no es posible tener una vacuna antes de diciembre

Por muchas prisas que tenga Donald Trump, la vacuna contra el coronavirus no llegará a los Estados Unidos antes de las elecciones del 3 de noviembre. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ya están preparando la distribución de la cura para el próximo mes por si alguna de las investigaciones -la de Moderna o Pfizer, principalmente- arrojan resultados positivos. Pero los médicos que llevan a cabo los ensayos clínicos aseguran que no será posible y critican las presiones del presidente para acelerar el calendario.

“Hagan los cálculos simples”, desafía Larry Corey, doctor del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle, que dirige el equipo que coordina las pruebas para las vacunas respaldadas por el gobierno federal. En declaraciones a la CNN, este doctor explica que el estudio está diseñado para obtener los resultados siete meses después de comenzar las pruebas. “Y las iniciamos a mediados de julio”, recuerda.

Según estos indicadores, habría que esperar a febrero de 2021. Sin embargo, Corey explica que es posible tener una respuesta antes de esta fecha. “Si la vacuna fuera altamente efectiva, tal vez se podría saber cinco meses después de comenzar el ensayo”, señaló Corey. En este caso, como muy pronto, podría estar lista para diciembre.

Las vacunas de Moderna y Pfizer requieren dos dosis

Además, hay otros dos inconvenientes. La tercera y última fase exige un mínimo de 30.000 voluntarios, pero ninguna de las farmacéuticas ha alcanzado todavía ese número. Y, las vacunas de las candidatas más avanzadas requieren dos dosis que deben administrarse con un mes de diferencia.

Después, según explica Paul Offit a la CNN, director del Centro de Educación sobre Vacunas del Children’s Hospital de Filadelfia y miembro del Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados de la FDA, “hay que esperar dos semanas después de la segunda dosis para tener realmente inmunidad total”. Por todo ello, el proceso es costoso y los médicos consideran que las aspiraciones de Trump de tener una vacuna antes de las elecciones no son viables.

Aun sí, este jueves, el director de operaciones de Pfizer, Albert Bourla, aseguró que la compañía podría tener resultados de su prueba de fase II el próximo mes. “Para fines de octubre, deberíamos poder tener suficientes eventos para decir si el producto funciona”, insistió en una reunión con la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones de Productos Farmacéuticos.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.