La baja participación alienta el temor entre el constitucionalismo

Las provincias de Girona y Lleida obtienen cifras más altas de movilización en el primer tramo de la jornada electoral catalana

Un hombre ejerce su derecho al voto en el polideportivo de Fontajau, en Girona. EFE/ David Borrat

Un hombre ejerce su derecho al voto en el polideportivo de Fontajau, en Girona. EFE/ David Borrat

Los primeros datos de participación en las elecciones catalanas han despertado el miedo entre los sectores políticos del constitucionalismo, que temen una mayor movilización del electorado independentista. Las cifras del primer tramo de la mañana muestran cómo algunos de los bastiones de las formaciones secesionistas han liderado la llamada a las urnas.

Lleida y Girona, las dos provincias que en los últimos años han concentrado buena parte de los votos a favor de la independentismo, han sido las que han alcanzado los mayores porcentajes de participación en el recuento realizado a las 13.00 horas. La primera región ha concluido la franja horaria de los grupos vulnerables con un 24,29% de movilización, mientras que la segunda ha alcanzado el 24,18%.

En ambos casos, la participación se encuentra dos puntos por encima de la que ha logrado Tarragona (22,18%) o Barcelona (22,52%), dos territorios que en los pasados comicios aglutinaron buena parte de las papeletas de los partidos que defienden la unidad de España.

El seguimiento que han logrado los comicios en algunos municipios concretos como Banyoles (26%) o Vic (25,5%) han agregado un punto de presión añadido a los sectores constitucionalistas. En las dos localidades gobiernan con mayoría alcaldes del bloque nacionalista.

Los datos han forzado a algunas de las organizaciones sociales a favor de la continuidad de Cataluña en España a hacer un llamamiento masivo para tratar de animar al electorado a acudir a las urnas. “Se está votando más en zonas independentistas. O salimos a votar todos o nos tragamos cuatro años más de decadencia y procés”, ha alertado la Societat Civil Catalana en su cuenta oficial de Twitter.

La incógnita está todavía en el apoyo que recibirán las formaciones por parte de los ciudadanos que ha optado por el voto por correo y que no aparecerá en los porcentajes de participación hasta que se compute, pasadas las 20.00 horas.

El constitucionalismo se vuelcan con las llamadas a la participación

Todos los partidos se han volcado a lo largo de la jornada electoral con los llamamientos a la participación. Los candidatos han dejado atrás sus discrepancias sobre la fecha de celebración de los comicios para invitar a la ciudadanía a acudir a sus colegios electorales con un protocolo de seguridad, incluidos los partidos constitucionalistas.

El líder de Ciudadanos en Cataluña, Carlos Carrizosa, ha sido uno de los que ha mandado un mensaje de mayor contundencia a su electorado para tratar de movilizar a los votantes. “El que no se movilice ahora, luego que no se queje”, ha enfatizado. El candidato de la formación naranja ha puesto incluso en valor el plan de seguridad sanitaria acordado por la Generalitat.

 El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat, Carlos Carrizosa, llega junto a la presidenta del partido, Inés Arrimadas, al colegio electoral. EFE/David Borrat

En la misma línea, se ha manifestado el número uno de las listas del Partido Popular, Alejandro Fernández. Si no vas a votar, son otros los que deciden por ti”, ha expresado, tras depositar su voto en la mesa electoral instalada en el pabellón de Sant Pere y Sant Pau de Tarragona.

También ha tratado de alentar a su electorado el candidato socialista, Salvador Illa, que ha tratado de mandar un mensaje de seguridad para que la pandemia no eche para atrás a sus seguidores. “Votar es seguro”, ha remarcado el que fuera ministro de Sanidad.

Las formaciones independentistas quieren mantener el apoyo

Los partidos independentistas también quieren tener al sector secesionista movilizado, para tratar de emular los altos datos de participación de las últimas elecciones autonómicas de 2017 que les permitieron sumar los votos suficientes para colocar a Quim Torra en la presidencia.

El candidato de Esquerra Republicana, Pere Aragonès, ha insistido en la necesidad de revalidar el mismo apoyo de otros comicios. “Los catalanes, siempre que ha habido urnas, nos hemos volcado“, ha expresado.

El candidato de ERC a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, deposita su voto en su colegio electoral. EFE/David Borrat

También ha apelado al sentimentalismo la líder de Junts per Catalunya, Laura Borrás, con un mensaje directo al corazón de los votantes secesionistas en el que ha recordado la movilización del referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre de 2017. “Esperamos que hoy esta coincidencia augure una fiesta de la participación y de la democracia”, ha agregado.

En la misma línea se ha mostrado la cabeza de lista de la CUP, Dolors Sabater, que quiere seguir manteniendo su representación para formar un papel decisivo en la formación del nuevo gobierno. “Hay que vencer el miedo y salir a votar, tomando todas las precauciones necesarias”, ha anunciado tras depositar su papeleta en la Escuela Lola Anglada de Badalona.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.