Los hosteleros ven insuficiente el plan de Sánchez: “No da para pagar ni un cuarto del alquiler”

La Hostelería de Todos calcula que los negocios apenas recibirán 3.500 euros por cabeza como resultado de las ayudas anunciadas en el Congreso

Una trabajadora junto al local en el que trabaja cerrado por coronavirus en el barrio de A Milagrosa en Lugo. EFE/ Eliseo Trigo/Archivo

Una trabajadora junto al local en el que trabaja cerrado por coronavirus en el barrio de A Milagrosa en Lugo. EFE/ Eliseo Trigo/Archivo

Un día después de que Pedro Sánchez anunciase en el Congreso de los Diputados un plan de ayudas dotado con 11.000 millones de euros, los hosteleros todavía no saben cómo ni quién se beneficiará del reparto de los fondos. Lo que sí que tienen claro es que la partida es “insuficiente” para paliar los efectos de la pandemia en las cuentas de los bares y restaurantes.

Los cálculos realizados por la plataforma La Hostelería de Todos estiman que una distribución equitativa del presupuesto apenas permitiría contar con una horquilla de entre 3.000 y 3.500 euros a cada uno de los negocios del sector afectados por la caída generalizada del consumo y las restricciones sanitarias que les han condenado desde el estallido de la pandemia.

El restaurante Qüenco de Pepa, ubicado en el corazón del barrio madrileño de Chamartín, ha cerrado el 2020 con una caída de facturación del 72% como consecuencia de la expansión de la Covid-19. La llegada de la tercera oleada de contagios todavía ha tumbado más las cuentas en el primer tramo del año, cuando las ventas se han desplomado hasta un 85%.

Con este escenario sobre la mesa, la chef que dirige el establecimiento considera que el plan de choque que presentó el presidente del Gobierno se va a quedar muy corto. “No tengo ni para pagar un cuarto de lo que pago del alquiler mensual”, ha advertido Pepa Muñoz, que cuenta a su cargo con una plantilla de 27 personas.

Una pareja toma algo en un bar de Madrid, afectado por las restricciones sanitarias del coronavirus. EFE

Una situación idéntica atraviesa la La Tasquita de Enfrente, un negocio familiar que se ha convertido ya en una referencia de la cocina para cocineros, viajeros y clientes habituales de la Calle de La Ballesta de la capital española. La falta de detalle sobre el futuro plan de rescate para el sector ha elevado el hartazgo del dueño de las cocinas.

“Con este paquete de ayudas, apenas nos da prácticamente para subsistir una semana. Teniendo en cuenta que se ha producido un incremento de la cuota de los autónomos exagerada”, ha lamentado Juanjo López.

El aumentado los precios del alquiler en los últimos años o el mantenimiento de algunos impuestos a pesar de la pandemia suponen un lastre añadido para el restaurante. “No se puede decir una cantidad a vuela pluma, pero lo que está claro es que esos 11.000 millones no dan ni tan siquiera para poder empezar a hablar”, ha agregado el veterano chef madrileño.

Los hosteleros exigen una mesa de negociación con el Gobierno

Después del anuncio a bombo y plantillo de Pedro Sánchez en su comparecencia parlamentaria, el sector de la hostelería espera que el Gobierno se siente en una mesa de negociación con los hosteleros para plantear cuál es la mejor fórmula para repartir los fondos.

La Hostelería de Todos ha coincidido con los dueños de bares y restaurantes en que la inversión anunciada no da para sufragar las grandes pérdidas que los empresarios arrastran desde marzo de 2020. Su propuesta pasa por activar un plan de ayudas que permita mantener el volumen de facturación de los negocios en un 70% de las ventas habituales.

La Hostelería de Todos presenta reclamaciones ante el l Ministerio de Industria, Comercio y Turismo por los daños y perjuicios. EFE

“Serían unas cifras razonables y acordes, de acuerdo a las medidas directas acordadas por otros países”, ha expresado el portavoz de la plataforma y miembro del despacho de abogados Cremades & Calvo Sotelo, Diego Solana.

El último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) reveló que bares y restaurantes habían perdido más de un 50% de sus facturación en un 2020 negro, lo que les convierte en el sector más afectado de toda España por la crisis económica del coronavirus.

Los hosteleros mantienen su pulso en los tribunales pese a las ayudas

El lanzamiento del plan de 11.000 millones de euros no impedirá que los dueños de bares y restaurantes continúen sumándose a las demandas colectivas para exigir una indemnización económica por las restricciones sanitarias que les han obligado a cerrar sus negocios durante distintos momentos del año.

La Hostelería de Todos ha gestionado ya más de un millar de reclamaciones de los empresarios que han presentado hasta la fecha ante el Tribunal Supremo para exigir una indemnización, de acuerdo al artículo 3.2 de la Ley de estados de alarma, excepción y sitio. El texto recoge la posibilidad de recibir una compensación a las personas afectas por la aplicación de este tipo de medidas excepcionales.

Cada día, la plataforma recibe entre 30 y 40 nuevas incorporaciones de bares y restaurantes que están dispuestas a llevar al Gobierno ante los tribunales. “Continuamos con nuestra estrategia”, ha advertido Solana.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.