Nuevas restricciones en Cataluña: máximo dos burbujas de convivencia en Navidad

Cataluña anuncia nuevas restricciones de movilidad y aforos que estarán en vigor desde el próximo lunes 21 de diciembre hasta el 11 de enero

El vicepresidente de la Generalitat en funciones de presidente, Pere Aragonès, durante la sesión de control al Govern en el Parlament. EFE/Quique García

El vicepresidente de la Generalitat en funciones de presidente, Pere Aragonès, durante la sesión de control al Govern en el Parlament. EFE/Quique García

Cataluña anuncia nuevas restricciones contra el coronavirus que implicarán un endurecimiento de las restricciones de aforos y horarios que estarán en vigor desde el próximo lunes 21 de diciembre hasta el 11 de enero, con excepciones en días festivos. “Lo hacemos para salvar vidas y para salir de esta juntos y lo antes posible. Es imprescindible que apliquemos estas medidas con la máxima responsabilidad”, ha indicado el presidente en funciones Pere Aragonès.

“No estamos yendo bien y ante la constatación que sigue creciendo el número de personas contagiadas, el Govern ha decidido actuar porque hace falta frenar la Covid-19 como sea”, ha apuntado . “No cumplais las medidas solo para cumplir una norma, sino para protegeros -ha insistido, apelando a la responsabilidad ciudadana- se puede engañar a una norma, pero no al virus“.

Diez personas máximo los días festivos

Por ello, la portavoz del Govern Meritxell Budó ha anunciado que Cataluña limita a seis personas las reuniones familiares. No obstante, durante los días 24, 25, 26 y 31 de diciembre y también el 6 de enero se aumentará a un máximo de diez personas siempre que sean de dos burbujas de convivencia únicamente. También ha recordado que se debe llevar la mascarilla puesta en todo momento.

Desplazamientos solo en burbujas de convivencia

En cuanto al cierre perimetral, Budó ha explicado que se mantiene de momento y solo se permitirán desplazamientos de ir y venir en el día para visitar a familiares. “El confinamiento perimetral se mantiene de la misma manera que hasta ahora. Solo se podrá entrar y salir del territorio por motivos laborales o para visitar a un familiar o persona cercana”, destaca Budó.

“Si una familia tiene que desplazarse a otra comarca para quedarse en esta segunda residencia y seguir desde ahí con todas las medidas de movilidad, eso es lo que se autoriza”, ha afirmado también Aragonés. Sin embargo, ha aclarado que lo que no está permitido es ir a una segunda residencia para reunirse con otros grupos de convivencia. El desplazamiento para más de un día es exclusivo para grupos de convivencia que se mantengan aislados. 

El toque de queda tampoco varía: continuará siendo desde las 22.00 a las 6.00 horas. Sin embargo habrá excepciones en Nochebuena, Nochevieja y la Noche de Reyes, que se retrasará hasta la 0.01 horas.

Aspecto de una terraza vacía en el centro de Barcelona. EFE/Marta Pérez./Archivo

Franjas horarias en bares y restaurantes y cenas solo para llevar

Las restricciones de la hostelería serán las mismas que están vigentes. Bares y restaurantes podrán abrir. No obstante, el Govern ha añadido una nueva medida: se establecen dos franjas horarias para el servicio de desayunos y comidas: de 7.30 a 9.30 horas y de 13.00 a 15.30 horas.

En cuanto a las cenas, los establecimientos podrán ofrecer servicio para llevar desde las 19.00 hasta las 23.00 horas, pero no se permitirá cenar en el interior. “Hemos valorado que para el desayuno y la comida es cuándo más necesario es el servicio de restauración”, ha indicado Budó para justificar la restricciones a última hora del día.

“Hemos valorado que para el desayuno y la comida es cuándo más necesario es el servicio de restauración”

Las terrazas permanecerán abiertas y el aforo máximo en el interior será del 30% con mesas de un máximo de 4 personas y dos metros de distancia. “Siempre que se esté hablando, la mascarilla puesta”, ha insistido Budó.

Sobre los centros comerciales: “Solo se va a comprar y para casa”

No obstante, sí cerraran los restaurantes que se ubiquen en centros comerciales para limitar la interacción social. Lo mismo ocurrirá con los gimnasios que se encuentren en grandes superficies. En cambio, el resto de comercios podrán permanecer abiertos con las mismas restricciones que hasta ahora. 

“Estas medidas sirven para limitar aglomeraciones. Lo que tratamos de evitar es que se vaya a comer allí y a pasar la jornada entre compras y ocio. Solo se compra y se vuelve para casa”, ha especificado la portavoz del Govern.

No se trata de criminalizar un sector. No hay sectores culpables. El virus no lo llevan los establecimientos, lo llevan los clientes. Por eso es importante que los comercios estén preparados con todas las medidas de protección”, ha justificado Aragonès.

Los equipamientos deportivos se mantienen con un aforo de 50% en espacios abiertos y un 30% en espacios cerrados. Siempre habrá que pedir cita previa.

Mismas medidas en las residencias y la cultura

Aragonès ha explicado que se mantienen las mismas medidas vigentes hasta ahora en el ámbito de las residencias. “Sobre todo en lo que respecta a las pruebas a trabajadores y residentes para detectar posibles contagios de coronavirus”, ha apuntado.

“Es fundamental establecer un marco normativo que limite la interacción social. Todos sabemos que en estas fiestas de Navidad habrá familias que se encontrarán, pero estamos explicando las pautas para que estos encuentros sean seguros”, ha añadido.

En cuanto a las actividades culturales, éstas seguirán abiertas con un aforo del 50% siempre que no se supere el máximo de 1.000 personas. Los eventos navideños que suponen una reunión presencial estarán prohibididos y, como ya se comunicó, las cabalgatas de Reyes serán estáticas.

La tercera ola asoma en Cataluña con más de 2.200 casos diarios

El 28 de diciembre el Govern revisará las nuevas restricciones

Estas medidas, en vigor desde el lunes y hasta el día 11 de enero, serán supervisadas por un plan especial de coordinación entre Mossos d’Esquadra y policías locales para garantizar su cumplimiento, especialmente en lo relacionado con la hostelería.

Una vez que terminen las fiestas el Govern anunciará si se mantienen las restricciones o si se relajan. De momento, el día 28 se llevará a cabo una revisión para comprobar su efectividad o ver si es necesario un endurecimiento.

Además, Budó ha comunicado que el curso escolar se retomará el 11 de enero y no el día 8 como estaba previsto. De esta forma hay margen para detectar posibles contagios que se produzcan durante la Navidad.

“Todas las medidas se deben valorar muy bien porque estamos afectando la vida de las personas”, ha asegurado el president. “La posibilidad de endurecer las restricciones siempre está sobre la mesa”, ha concluido.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.