Oxford y Astrazeneca incumplirán sus compromisos de producción de la vacuna en 2020

Los desarrolladores británicos tendrán disponibles unos pocos millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus en diciembre

La producción a gran escala de la vacuna del coronavirus se ha convertido en el principal problema para garantizar la inmunización masiva de la población. A las puertas de terminar los ensayos clínicos de su investigación, la Universidad de Oxford y la farmacéutica Astrazeneca no han logrado fabricar las suficientes dosis como para satisfacer los acuerdos que suscribieron con las potencias europeas en los últimos meses.

La directora del programa de adquisición de vacunas de Reino Unido, Kate Bingham, calculó que su país recibirá apenas cuatro millones de inyecciones antes de que finalice el 2020, a pesar de que habían alcanzado un compromiso con los desarrolladores para disponer de un centenar de millones de dosis que dieran cobertura a todo el país. Un total de 30 millones tendrían que haber estado ya listas en septiembre.

La investigación se ha visto ralentizada por algunos problemas en la fase definitiva de ensayos con grupos masivos de humanos. Hasta dos voluntarios llegaron a desarrollar síntomas neurológicos adversos tras participar en las pruebas. Un hándicap que paralizó temporalmente las vacunaciones en Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y Sudáfricamientras se revisaban todos los protocolos sanitarios.

“Las predicciones que se hicieron de buena fe en ese momento asumían que absolutamente todo funcionaría y que no habría ningún contratiempo”, ha explicado Bingham. Reino Unido no espera que se alcance la cifra prometida de vacunas hasta al menos mediados de 2021. Un nuevo calendario que provocará que únicamente los colectivos de mayor riesgo puedan vacunarse contra la Covid-19.

España dispondrá de 3,1 millones de la vacuna británica a final de año

El anuncio de Reino Unido deja en el aire el reparto que también se han garantizado el resto de países de la Unión Europea. El bloque llegó a un acuerdo a finales de agosto para reservar 300 millones de dosis de la vacuna de Oxford y Astrazeneca, de las cuales 31 le corresponden directamente a España. Cuando se suscribió el compromiso se anunciaron para finales de 2020.

Ahora, el Gobierno de España no espera recibir antes de diciembre más de 3,1 millones de dosis. El resto llegarán al país también a lo largo de 2021. Teniendo en cuenta que este prototipo requiere dos inyecciones para ser efectivo, poco más de millón y medio de españoles podrán inmunizarse contra el coronavirus antes de que finalice este año.

Oxford y Astrazeneca lideran la carrera de la vacuna

Para que todos estos contratos se formalicen de forma definitiva, el prototipo británico tendrá que finalizar con éxito todos los ensayos clínicos y obtener luz verde de los reguladores sanitarios. Tanto la Unión Europea como Reino Unido han empezado una revisión acelerada de las pruebas para acortar estos plazos y dar su visto bueno cuanto antes.

Las optimistas estimaciones de los desarrolladores de haber concluido todo el proceso para el mes de diciembre les colocan en primera posición en la carrera europea de la vacuna, frente a otros prototipos como el de Sanofi o Johnson & Johnson que no han anunciado todavía una fecha de lanzamiento.