Pedro Sánchez prepara un discurso triunfalista para cerrar el curso

El presidente del Gobierno comparecerá este jueves en Moncloa para hacer el ya tradicional balance de legislatura antes de irse de vacaciones

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en una rueda de prensa. Foto: EFE/Juanjo Martín

El presidente del Gobierno presentará este jueves en Moncloa el ya tradicional balance del año al frente del Gobierno antes de tomarse unos días de vacaciones. Según ha podido saber Economía Digital, Sánchez prepara un discurso triunfalista para exponer el grado de cumplimiento de los compromisos del Ejecutivo, entre los que destacan el programa del Gobierno de coalición.

El presidente ha explicado que su intención en esta comparecencia es volver a rendir cuentas de su gestión, como ya hizo a finales de diciembre, cuando aprovechó la habitual rueda de prensa de balance antes de fin de año para presentar un informe del nivel de cumplimiento de las reformas agendadas por el Ejecutivo.

Entre las medidas que destacará Sánchez se encuentran las relativas al “escudo social”; el apoyo financiero a las comunidades autónomas; las líneas de crédito a través del ICO a las empresas; la prestación especial para autónomos, la regulación del uso obligatorio de las mascarillas y la fijación de su precio máximo, así como la rebaja del IVA de las mismas.

Pedro Sánchez anunció el primer estado de alarma el 14 de marzo de 2020. Foto: Moncloa

Sin embargo, sus socios de coalición, Unidas Podemos, no piensan del mismo modo y, aunque aseguran que “se ha avanzado en este año y medio”, también esgrimen que “todavía queda mucho del programa por cumplir”.

Los morados apretarán el acelerador y trasladarán a la negociación de los Presupuestos de 2022 la agenda social y la reforma fiscal pactadas en el acuerdo de coalición y que todavía están pendientes. A sabiendas de que en el PSOE, en cambio, prefieren no tocar, al menos de momento, los impuestos.

La batalla de los Presupuestos será ardua entre los socios de Gobierno y los morados no quieren dar una tregua veraniega a los socialistas, sino que pisarán el acelerador para intentar vender sus logros en esta nueva etapa, a sabiendas de que, probablemente, serán los últimos presupuestos que podrán aprobar antes de la próxima contienda electoral.

La negociación entre los socios comenzará esta semana y coincide con la aprobación en el Consejo de Ministros de este martes, de las previsiones económicas que marcan los límites del proyecto de presupuestos: el cuadro macro, el techo de gasto y la previsión de déficit.

Sánchez también respaldará los “buenos datos económicos”, según Moncloa, con la previsible llegada de los fondos europeos. Y asimismo, recordará los seis ejes estratégicos de su Gobierno como son: el crecimiento económico, la digitalización de la economía, la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres, la justicia social y el diálogo y el entendimiento para una España unidad.

El Gobierno, por tanto, cerrará el curso político el 3 de agosto, con un último Consejo de Ministros en Moncloa. A partir de ese día el presidente ha dado a sus ministros vacaciones, aunque con excepciones, ya que existen “guardias” y los diferentes departamentos se turnarán para permanecer en Madrid.

El Ejecutivo ya programa la vuelta del próximo curso político para el 24 de agosto con un Consejo de Ministros en Moncloa. También seguirán las negociaciones entre los socios sobre las cuentas públicas y comenzarán con el resto de grupos parlamentarios, los fondos europeos centrarán buena parte de la atención del Ejecutivo, así como la mesa de diálogo.

Los socios de investidura de Sánchez ya avisan: los acuerdos parlamentarios dependerán de que el Gobierno cumpla con los compromisos pactados.