Podemos cuestiona la rentabilidad de gobernar con el PSOE: “Ni somos alternativa, ni recuperamos los territorios”

Dirigentes y ex altos cargos abren el debate: ¿La entrada del partido en el Gobierno ha reforzado o destruido a la formación?

Foto de archivo de la alcaldesa de Barcelona y líder de los comunes, Ada Colau, junto al vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias / EFE

Foto de archivo de la alcaldesa de Barcelona y líder de los comunes, Ada Colau, junto al vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias / EFE

Dirigentes y ex altos cargos de Unidas Podemos, críticos con algunas decisiones de Pablo Iglesias, llevan semanas cuestionando si la entrada del partido en el Gobierno ha reforzado o destruido a la formación.

“Ni somos alternativa, ni recuperamos los territorios”. Es la conclusión a la que llegan tras la política de oposición interna puesta en marcha por Podemos hacia el PSOE.

Ir en coalición con los socialistas era la única manera de tocar poder, de llegar al Gobierno y, por ende, de estar al frente de algunas instituciones. Sus aspiraciones eran claras: cambiar la política bipartidista en España.

La letra pequeña quedó escrita en el acuerdo de Gobierno de coalición. Tendrían que gobernar en minoría, con 35 diputados, y bajo la batuta de los socialistas, su actual socio de Gobierno.

Dirigentes morados reconocen ahora que la deriva alcanzada en el seno del Gobierno es “irrespirable” y asumen que “no se han tomado buenas decisiones”. Asimismo, aseguran que se ha descuidado al partido y también a los distintos territorios. De aquellos polvos, estos lodos.

¿Le sale rentable a Podemos formar parte del Gobierno? De momento, sólo ha habido una valiente que se ha atrevido a cuestionar este discurso en voz alta, en una entrevista a El Confidencial en concreto, y es la representante de Unidas Podemos en la Mesa del Congreso, Gloria Elizo.

 La vicepresidenta tercera del Congreso de los Diputados, Gloria Elizo, en el Congreso de los Diputados. Foto: EFE/ Chema Moya

“Podemos ha renunciado a ser alternativa de gobierno precisamente entrando en un Gobierno de manera subalterna. De alguna forma, es el precio que hemos aceptado pagar, dejar de ser alternativa. Y si no eres alternativa a nivel estatal, en términos autonómicos, lo tienes muy, muy difícil”, señaló.

La dirigente hace autocrítica y añade que “si encima defiendes a otras formaciones políticas territoriales, actuando como intermediario de su apoyo al PSOE, nuestras candidaturas se quedan sin espacio en sus territorios”.

 Elizo considera que “uno de nuestros mayores errores como organización ha sido promulgar como eje político la plurinacionalidad y al mismo tiempo haber aniquilado la identidad y la soberanía territorial en Podemos. Esos territorios merecían política, territorial y estructuralmente haberse emancipado de una visión centralista que ha fulminado alternativas muy interesantes. La diversidad y la diferencia en una formación de izquierdas es fundamental”.

La representante de Podemos en la mesa del Congreso no está sola. A este discurso se añaden dirigentes en activo, un poco descontentos con la deriva que está tomando la formación, y, sobre todo, ex altos cargos del partido que piden una “profunda reflexión” y “recuperar la identidad propia, más allá del conflicto”.

Alimenta la teoría de los socialistas

Este debate originado en el seno de Podemos alimenta las teorías de algunos socialistas que van más allá y señalan que la intención de Iglesias es forzar la ruptura del Gobierno de coalición.

Piensan que las profundas tensiones en el seno del Gobierno no solo se deben a la campaña, sino que la línea se podría endurecer y radicalizar si los morados sacan un pésimo resultado. ¿Les conviene seguir en el Gobierno? Los indicadores económicos se irán recrudeciendo, a la vez que la influencia de Iglesias. “Ya no gana los pulsos”, señalan fuentes del Ejecutivo.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Foto: EFE/Ballesteros

De hecho, en el último Consejo de Ministros no cuestionó la calidad de la democracia, ni siquiera habló en toda la reunión, según informó después la ministra portavoz, María Jesús Montero.

A Iglesias le podría salir bien forzar su salida para no tomar decisiones difíciles y recuperar su partido haciendo ver que la culpa es de los socialistas, señalan desde la formación de Sánchez. Una especie de ‘a ver quién deja caer a quién’, mientras los históricos socialistas piden ya el giro al centro.

El 14F influirá en la deriva del partido

La reflexión de los dirigentes de Podemos se produce a dos días de conocer los resultados de las elecciones en Cataluña. Una campaña que, según un miembro de la organización de En Comú Podem, “no está siendo nada fácil”.

El malestar es palpable entre algunos miembros del equipo de Ada Colau. Incluso, aseguran que también en la propia alcaldesa. Piensan que su máximo valedor, el vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, les ha cambiado por otro partido.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en rueda de prensa. Foto: EFE

Esperan que su discurso y guiños al independentismo no les hagan perder votos, aunque reconocen que su candidata Jessica Albiach figura en caída libre en las encuestas.

Muchos no han comprendido la actitud de Iglesias en esta campaña. Comenzó denominando exilio a la fuga del ex presidente Carles Puigdemont para cuestionar la calidad de la democracia en el Diario Ara. Una de las teorías que sobrevuela el ambiente en Los Comunes es la necesidad de forzar un tripartito para la propia supervivencia, tanto a nivel autonómico como nacional. Aunque también temen al 15F.

El día después de las elecciones es terrible en la mayoría de partidos y en Los Comunes reconocen que las relaciones Colau-Iglesias no atraviesan su mejor momento. Por lo que podría haber movimientos, a nivel autonómico y también nacional, dependiendo de los resultados y posibles pactos postelectorales. El temor de los socialistas podría ser fundado, aunque siguen insistiendo en que “agotaremos la legislatura”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.