Podemos también usa la Mesa del Congreso para atacar al Rey

El secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, dice que la visita del Rey a Barcelona es "desaconsejable"

El Partido Socialista y Unidas Podemos protagonizan el enésimo motivo de confrontación en el seno de la coalición del Gobierno de España. El viaje de Felipe VI a Barcelona ha dividido a las dos formaciones que divergen en el papel que debe tener el monarca en los actos públicos.

El secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, ha mostrado este martes su rechazo a la participación del Rey en los actos de la New Economy Week que se va a celebrar en la capital catalana. “Lo que era desaconsejable hace dos semanas sigue siendo desaconsejable hoy”, ha sostenido a los periodistas en el Congreso. 

Pisarello ha hecho extensible su postura a todo el grupo de Unidas Podemos que busca aumentar su control sobre la agenda de Felipe VI. “Son tantas las opacidades de la Monarquía, que la Monarquía no es la mejor embajadora”, ha agregado.

Ada Colau plantará al Rey en sus actos en Barcelona

El gesto de Pisarello es un espaldarazo directo a la decisión de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha decidido no acudir a los actos protocolarios en los que participe el monarca durante su visita a la ciudad.

La líder de los comunes se niega a sumarse a la foto con Felipe VI, hasta que dé explicaciones por el patrimonio personal que ha acumulado su padre, Juan Carlos I, y aclare las razones de su precipitada salida de España

Estos dardos de En Comú Podem contra la Monarquía vienen precedidos del caldo de cultivo que han dejado otros ministros de Unidas Podemos como Alberto Garzón, que ha acusado a la Casa Real maniobrar contra el Gobierno y de falta de “neutralidad política”.

El Partido Socialistas cierra filas con el Rey

La estrategia de la formación morada choca de frente con la posición del Partido Socialista que trata de salir airoso de las críticas de la oposición por la cancelación del último viaje de Felipe VI a Cataluña.

El propio presidente Pedro Sánchez ha decidido acompañar al Rey a su viaje a Barcelona para escenificar una reconciliación, después de que su Gobierno anulase el acto anterior para garantizar la “convivencia” en Cataluña, cuando se aproximaba la celebración del tercer aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Otros miembros socialistas del Ejecutivo han tratado de cerrar filas en torno al monarca y aplacar las críticas. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha dejado claro en todas sus apariciones rrecientes en los medios que no comparte las declaraciones que han realizado Alberto Garzón o Pablo Iglesias sobre el monarca.

“Lo que no me parece razonable es usar la monarquía como ariete para la lucha política”, lamentó Campo en una entrevista en La Vanguardia.

Margarita Robles carga contra los ataques de Podemos a la Monarquía

También defendió la integridad del Rey la ministra de Defensa, Margarita Robles, cuya cartera está directamente relacionada con la agenda del monarca.”El papel que ejerce Felipe VI es impecable”, expresó, en referencia a las críticas vertidas desde Unidas Podemos.

El de la monarquía es el último capítulo de desencuentros entre las dos formaciones que ya han protagonizado intensas batallas internas por asuntos como la presión fiscal, los acercamientos a Ciudadanos o la estrategia contra el coronavirus.