Raquel Sánchez ve posible retomar el proyecto de ampliación del aeropuerto de El Prat

La ministra ve difícil que se retome el proyecto ante la división en el seno del govern, en la que Junts pide que se retome y ERC se opone

En la imagen, un avión despega ante la torre de control del aeropuerto de El Prat. / EFE

En la imagen, un avión despega ante la torre de control del aeropuerto de El Prat. / EFE

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha considerado este sábado que, a su parecer, todavía queda tiempo para retomar las negociaciones entre el Gobierno, Aena y el Govern de la Generalitat que permitan materializar el proyecto de ampliación del aeropuerto Josep Tarradellas – El Prat.

“Todo depende del Govern de la Generalitat”, ha asegurado la ministra concedida a El Periódico, porque todavía quedan unos días hasta la aprobación por el Consejo de Ministros del documento de Aena sobre las próximas actuaciones aeroportuarias, aunque ve difícil que el acuerdo llegue.

Y es que el principal partido del Govern, ERC retiró in extremis su apoyo al proyecto de ampliación para el que preveía destinarse hasta 1.700 millones de euros, que se sumó a otras formaciones que desde el principio se opusieron a la operación que iba a construir una nueva terminal satélite, ampliar una de las ya existentes y conectar vía ferroviaria el aeropuerto de El Prat con otros aeropuertos provinciales.

“Si el Govern de la Generalitat, y en boca de su presidente, manifiestan que aceptan y se ratifican en el acuerdo que se alcanzó el 2 de agosto, mantendríamos el acuerdo en sus términos para ampliar El Prat minimizando el impacto ecológico sobre la laguna de La Ricarda”, ha asegurado.

La ministra anunció el pasado miércoles la suspensión del proyecto multimillonario, al conocer el cambio de posición de ERC y tras hacerse públicos los efectos devastadores que la ampliación del proyecto tendría para la reserva natural de ‘La Ricarda’, unos humedales situados contiguamente al aeropuerto protegidos por la red europea natura 2000.

Y es que la ampliación de la terminal del aeropuerto implicaría la destrucción parcial del territorio, lo que dañaría el ecosistema de la zona e implicaría un perjuicio tanto para la flora y fauna autóctonas como para las aves migratorias, que utilizan ‘La Ricarda’ como enclave.

No obstante, Sánchez ve “difícil que vayan a reconducir su posición y más después de escuchar las reacciones del president de la Generalitat, de algunos miembros del Govern y de algunas formaciones políticas, en concreto, ERC, que forma parte del Govern”.