Reino Unido acelera la aprobación de la vacuna de Oxford en pleno confinamiento

La Agencia del Medicamento de Reino Unido inicia una revisión acelerada del prototipo de la vacuna para acortar los plazos

La situación epidemiológica ha puesto contra las cuerdas a Reino Unido que se ha visto obligado a volver a confinar a los ciudadanos en sus hogares para poder frenar la oleada de contagios de coronavirus. Las autoridades sanitarias británicas no han querido aplazar más el problema y han comenzado a realizar una revisión acelerada del prototipo de la vacuna que desarrollan la Universidad de Oxford y la farmacéutica Astrazeneca para ofrecer una respuesta definitiva a la crisis sanitaria.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido ha iniciado esta evaluación que permitirá obtener datos en tiempo real sobre los resultados de los ensayos clínicos del antígeno y realizar aportaciones a las pruebas. Es un paso imprescindible para garantizar su seguridad antes de comercializarlo.

La noticia ha llegado en un momento crítico para Reino Unido. El primer ministro Boris Johnson ha decretado el confinamiento domiciliario de la población hasta el próximo 3 de diciembre. Solo podrán abandonar sus hogares para ir a trabajar, al colegio o a realizar compras esenciales. La dura restricción persigue frenar una oleada de contagios que se ha saldado con 157.000 contagios y  1.810 fallecidos en la última semana. 

La decisión supone un espaldarazo a los desarrolladores que han tenido que enfrentarse a varios problemas a lo largo de las pruebas masivas con humanos que se han llevado a cabo en Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica. Dos participantes llegaron a desarrollar complicaciones neurológicas tras recibir una de las dosis. Un revés que paralizó la investigación temporalmente pero que no ha impedido que recuperasen los primeros puestos en la carrera internacional.

Astrazeneca alcanza a Pfizer en el desarrollo de la vacuna

La vacuna que ha diseñado la compañía estadounidense Pfizer también ha alcanzado ya esta fase de revisión en el país británico que trata de acortar al máximo los plazos para empezar la vacunación de los grupos de mayor riesgo ante la Covid-19. Los dos desarrolladores aspiran a obtener la luz verde antes de que concluya el año.

Pfizer es una de las empresas que ha arrojado un calendario más ambicioso para concluir sus análisis. Aseguran que lo tendrán ya en este mes de noviembre, justo después de que finalicen las elecciones presidenciales en Estados Unidos. 

Fuera de Reino Unido, solo Astrazeneca ha iniciado sus revisiones para obtener garantías sanitarias dentro del continente. La Agencia Europea del Medicamento ya inició esta fase hace un mes con el objetivo de garantizar cuanto antes el suministro del antígeno entre los países miembro.

Israel se suma a la carrera de la vacuna del coronavirus

Israel ha sido el último país que ha confirmado su participación en esta carrera internacional por conseguir un antígeno eficaz contra la Covid-19. Tras ser probado con éxito en ratones, hámsteres y conejos, su prototipo ha iniciado las pruebas con humanos. Una fase que ya han alcanzado una decena de farmacéuticas de todo el mundo.

“Tenemos muchas esperanzas en el desarrollo de esta vacuna por parte del Instituto de Investigación Biológica de Israel”, ha explicado el general del Ministerio de Salud, Hezi Levy, el primer voluntario que ha recibido una dosis.

Los primeros ensayos se realizarán en dos hospitales israelís, antes de ampliar la muestra a un total de 960 voluntarios para finales de año. Entre abril y mayo de 2021 está previsto que finalice esta etapa en la que se sumarán cerca de 30.000 sujetos.

Este paso agigantado ha colocado a su prototipo en una carrera de la que ya forman parte otras grandes farmacéuticas del mundo como Astrazeneca, Pfizer, Moderna o Johnson & Johnson.