Las residencias de Cataluña se asoman al drama de la primera ola de coronavirus

La Covid-19 ha alcanzado al 26% de las residencias catalanas durante la segunda fase de contagios

Las residencias de la tercera edad fueron uno de los lugares más golpeados por la primera oleada de coronavirus en la primavera. La aparición de rebrotes ha puesto en alerta de nuevo a los familiares de los ancianos que vuelven a ver cómo se multiplican los contagios y los fallecimientos de coronavirus, mientras se colapsan los servicios de respuesta sanitaria.

La Coordinadora 5+1 ha advertido de que la situación se ha vuelto a descontrolar en centros de Cataluña durante la segunda oleada de contagios, que ya ha provocado la puesta en marcha de numerosas restricciones para frenar la Covid-19. “Parece comenzar de nuevo”, ha subrayado la portavoz de la asociación de familiares de las residencias públicas, María José Carcelén.

Cataluña tiene un total de 152 residencias de ancianos en situación grave por la infección de coronavirus. Representan un 14,5% de los centros públicos que hay repartidos actualmente por la comunidad. En apenas dos semanas un centenar de residencias han entrado a formar parte de esta lista roja de focos de la enfermedad, según los datos publicados por Efe.

Además, otros 123 geriátricos han contabilizado nuevos casos positivos en los últimos 15 días. Su situación no es tan crítica y se encuentran en fase de estabilización, pero el número de afectados no para de crecer. Son el 11,7% de los centros de Cataluña. El balance deja afectadas una de cada cuatro residencias de la región.

Los familiares denuncian la dificultad para aislar a los ancianos

La Coordinadora 5+1 ha evidenciado los problemas que están volviendo a atravesar los profesionales sanitarios y la administración pública para poder detectar los casos y alejarles del resto de residentes, en pleno aluvión de contagios en Cataluña. “Detectamos problemas en algunas residencias a la hora de aislar correctamente a los enfermos de COVID de las personas sanas, y también que se traslada de plantas a los auxiliares”, ha subrayado Carcelén.

Los familiares de los ancianos han levantado la voz para tratar de evitar que se repita un drama que provocó decenas de miles de fallecidos en toda España durante la primera oleada. En Cataluña han muerto 4.420 personas de la tercera edad que vivían en estos centros desde el inicio de la crisis sanitaria. Es el 70% de los fallecidos de la región.

Los datos solo los supera la Comunidad de Madrid, que ha contabilizado hasta la fecha 6.038 fallecidos en los geriátricos. Un volumen que le sitúa como una de las autonomías más afectadas por los rebrotes. Sin embargo, muchas regiones siguen sin ofrecer datos específicos sobre los afectados en las residencias.

Los familiares llevan los casos ante los tribunales de Cataluña

La Coordinadora 5+1 comparecerá mañana en el Parlament de Cataluña para trasladar a la clase política todas las deficiencias que han encontrado en los últimos meses en la gestión sanitaria del coronavirus. Será el lugar también para exponer las razones que les han llevado a denunciar ante la Fiscalía la situación de los geriátricos catalanes.

“Los familiares no tenemos acceso a la información desde que se nos cerraron las puertas de las mismas y desconocemos datos que son básicos para determinar si se ha discriminado a las personas mayores por razón de su edad”, ha subrayado Carcelén.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña