Sánchez choca con Bruselas por los tiempos del plan de recuperación

España todavía no ha presentado el plan sobre los fondos europeos, mientras que países como Alemania o Francia han incluido a las distintas regiones y ya lo han presentado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el encuentro 'Fondos Europeos, las claves para la recuperación', organizado por la agencia Efe y KPMG, el 20 de enero de 2021 | EFE/JJM/Pool

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el encuentro ‘Fondos Europeos, las claves para la recuperación’, organizado por la agencia Efe y KPMG, el 20 de enero de 2021 | EFE/JJM/Pool

El presidente del Gobierno quiere marcar los tiempos a la hora de aprobar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia dotado con 140.000 millones de euros de fondos europeos. Pedro Sánchez anunció que lo analizará este martes en el seno del Consejo de Ministros, aunque no será aprobado definitivamente por este órgano, tal y como estaba previsto, hasta dentro de “unos pocos días”, desveló el presidente. Según sus planes iniciales, el Ejecutivo lleva más de un mes de retraso para aprobar el plan.

El Gobierno retrasa su aprobación asegurando que “aún estamos a tiempo” porque se remitirá “sin falta” a la UE antes de la fecha tope del 30 de abril. Un órdago que algunos han visto desde Bruselas como “provocación” o “falta de preparación” cuando otros países ya los han aprobado hace tiempo, presentado en sus respectivos países y enviado a la Comisión.

Fuentes gubernamentales aseguran que el presidente ha preferido explicar el plan antes en la Cámara Baja por si fuera necesario añadir unos retoques de última hora.

Sin embargo, las consecuencias no se han hecho esperar y el Banco de España ya estima que en 2021 solo se iba a ejecutar un 55% de los créditos consignados en los Presupuestos Generales del Estado. Sánchez ha adelanto este lunes que el plan incluirá 102 reformas y 110 proyectos para invertir 70.000 millones en tres años, entre el 2021 y el 2023.

Las otras 102 medidas incorporadas en el plan son reformas, como la del mercado laboral o las pensiones, que el presidente no concretó y otras ya en marcha, como la ley del teletrabajo o la del cambio climático.

El Gobierno ultima reformas para simplificar la contratación y para establecer cómo garantizar el futuro a los pensionistas. Asimismo, los proyectos de digitalización y transición ecológica acapararán más dos tercios de esta cantidad, el 33% y el 37%, respectivamente. Junto a la digitalización y la transición ecológica, que son “las grandes prioridades del plan”, los otros dos pilares del plan de reformas tienen que ver con la cohesión territorial y social y con la igualdad de género.

Se potenciará asimismo la colaboración público-privada y se desarrollarán diversos fondos de alto nivel relacionados con la ciencia e innovación, digitalización, energía, agua, movilidad, industria, turismo, reto demográfico, cultura o deporte, según explicó este lunes el presidente.

Alemania y Francia presentaron sus planes hace tres meses

Al Gobierno le llueven las críticas por parte de los agentes sociales. Tanto patronal como sindicatos consideran que el Gobierno ya debería de haber dado todos los detalles sobre el Plan de Recuperación, como han hecho otros países como Alemania y Francia. “No tenemos la información completa y eso resta capacidades y margen de maniobra”, señalan a ED desde CEOE.

El Plan Alemán de Recuperación y Resiliencia se presentó el pasado 13 de enero. Consta de 130.000 millones, de los cuales 23.000 proceden de Europa. Los 16 Länder o Estados Federados han participado en su elaboración y discusión a través de la “Conferencia de Ministros de Finanzas” y con su correpsondiente debate en el Bundesrat. A diferencia de Sánchez, la propia Ángela Merkel condicionó su éxito al buen hacer de los Länder: “No se puede organizar todo desde Berlín”.

Imagen de la canciller alemana Angela Merkel y el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron. Fuente: EFE

Además de las ayudas a familias y empresas, muchas de ellas directas, el plan incluye un apartado específico para las administraciones locales e iniciativas relacionadas con la movilidad, la transición energética, con la digitalización, con la educación, con la investigación y con la salud.

Sin embargo, este plan ha chocado frontalmente con el Tribunal Constitucional alemán hasta que la Corte resuelva otro recurso contra el Fondo de Recuperación. La previsión es que la resolución del asunto podría retrasarse hasta tres meses.

En Francia, por su parte, presentaron France Relance el pasado 3 de septiembre. Un plan dotado con más de 100.000 millones de euros, de los cuales 40.000 son fondos procedentes de la UE.

La supervisión depende de un comité de seguimiento presidido por el Primer ministro y por debajo se han creado comités regionales con representación de departamentos, ayuntamientos y agentes sociales. Las regiones, en este caso, son las que negocian sus planes directamente con el Gobierno.

Sánchez presentará este miércoles el Plan en el Congreso

Con la vista puesta en otros países, los empresarios y autónomos critican que Sánchez no haya contado con los distintos territorios, ni entes locales. “No tenemos apenas información sobre el reparto y las gestión de los fondos”, señalan desde ATA. Insisten que, pese a las promesas de Sánchez, no existe cogobernanza “de ningún tipo”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez comparece tras participar en la reunión telemática del Consejo Europeo extraordinario. EFE/ Emilio Naranjo

Asimismo, tampoco hemos conocido a ningún experto independiente para coordinar y gestionar los fondos europeos. El Gobierno de Pedro Sánchez se encargó desde el primer día en recalcar que tanto el diseño del Plan nacional como el destino y manejo de los fondos se realiza directamente desde la Oficina Económica de Moncloa.

Una maniobra que, según el principal partido de la oposición, genera “opacidad e incertidumbre a partes iguales” con decisiones tomadas directamente desde el despacho del Presidente del Gobierno.

Fuentes del PP se muestran molestas y críticas con los planes del Ejecutivo. Los populares lamentan la falta de contacto con su partido por parte del Gobierno asegurando que es “una vergüenza para la democracia española”.

El presidente no contacta con el PP

“Los españoles no tenemos ni idea de lo que está negociando Sánchez en Bruselas y esto no pasa en ningún país del mundo”, se atrevió a decir Casado en una entrevista este lunes.

En este punto, destacó que en Italia “cayó” el Gobierno por presentar ese plan de recuperación y votarlo el Senado italiano en contra. “Aquí no lo someten a votación, lo cuál es insólito”, ha indicado.

El presidente del PP, Pablo Casado./ EFE
El presidente del PP, Pablo Casado. Foto: EFE

Además, ha echado en cara al Gobierno que esté asegurando que “no va a negociar una reforma laboral y una reforma de las pensiones” cuando “Europa está diciendo lo contrario” y ha tenido que “reconocer” que ha “engañado” a los españoles “en las previsiones de los Presupuestos por 30.000 millones de euros”.

“Sánchez ha ocultado una caída de la economía para este año o un no crecimiento de 30.000 millones de euros, que es una barbaridad”, enfatizó, para añadir que las transferencias directas de los fondos europeos son 70.000 en seis años y este año “ocultan casi la mitad” con esos 30.000 millones.