El Banco de España avisa de que los fondos europeos no pueden sustituir las reformas estructurales

Estima que el bloqueo del Canal de Suez impactaría un 3,5% en el comercio exterior español y se alinea con Calviño en trabajo y vivienda

Pablo Hernandez de Cos, gobernador del Banco de España./ EFE

Pablo Hernandez de Cos, gobernador del Banco de España./ EFE

Los 140.000 millones de euros de fondos europeos del programa ‘Next Generation UE’ que recibirá España hasta 2026 posee a priori la capacidad de elevar sustancialmente la capacidad productiva de la economía, pero ello “no puede ser sustitutivo de las necesarias reformas estructurales”. 

Así lo ha advertido el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante su participación en los desayunos informativos de Europa Press, en el que ha remarcado que España precisaba de un aumento de su crecimiento potencial antes de la pandemia y aún más ahora. 

De Cos ha señalado que las consecuencias de la pandemia siguen dejándose sentir de manera “muy palpable” en la economía tras un año de su inicio, ya que los niveles de producción y de empleo están todavía “alejados” del nivel preCovid, de forma “particularmente acusada” en ciertas ramas de servicios. 

Además, el conjunto de las administraciones públicas y algunos segmentos de los hogares y de las empresas han visto que su situación financiera se ha deteriorado de forma “significativa”, ha dicho De Cos, que prevé un “deterioro progresivo” de la calidad de la cartera crediticia de las entidades tras haber reducido su rentabilidad. 

El organismo publicó la semana pasada su último informe de proyecciones económicas, en el que rebajó ocho décimas su escenario central de avance del PIB en 2021, hasta el 6%, como consecuencia del retraso que prevé en la ejecución de las inversiones de los fondos europeos y por el peor arranque del año, tras el desplome histórico del 10,8% en 2020.

Con riesgos “a la baja” en el primer trimestre, cree que se intensificará el crecimiento en la segunda mitad e impulsará el de 2020. Calcula un crecimiento de entre el 3,2% y el 7,5% en función de si el escenario es severo o suave, mientras que para 2022 la horquilla es de entre el 4,6% y el 5,5% (5,3% el escenario central) y para 2023 entre el 1,6% y el 2,2% (1,7% en el central). 

Impacto del bloqueo del canal de Suez: 3,5% del comercio exterior

En este contexto, sobre una eventual interrupción prolongada del paso de buques por el canal de Suez ha estimado que el bloqueo de este paso podría tener un impacto directo del 3,5% del comercio mundial exterior de España, ya que el valor del comercio exterior de bienes que se realiza por vía marítima en España es de alrededor del 35% y “se calcula que aproximadamente el 10% del volumen internacional” de mercancías acaba pasando por el Canal de Suez.

Si este bloqueo resultase más duradero en el tiempo y no se pudiese sustituir este transporte por otras vía cree que sí podría generarse un efecto negativo para la economía, pero “la probabilidad de que esto deje de ser un episodio relevante en los próximos días es muy alta”.

Agilizar y ampliar ayudas públicas si es necesario 

Aunque el programa europeo de fondos de reconstrucción puede ser muy útil por su volumen y los proyectos a aumentar el crecimiento potencial, España precisa de reformas estructurales. 

Tras la paralización por parte del Tribunal Constitucional alemán a la ratificación del fondo de reconstrucción de 800.000 millones de euros, ha dicho esperar que se resuelva en las próximas semanas de forma satisfactoria y se preserven sus características de transferencias a fondo perdido y préstamos. 

En cuanto al paquete de ayudas públicas de 11.000 millones de euros aprobado por el Gobierno para la solvencia empresarial, cree que puede resultar una herramienta “útil” para reducir el riesgo y ha vuelto a pedir una ejecución “rápida y homogénea”. 

Ante el polémico reparto entre las CCAA del fondo de 7.000 millones de ayudas directas a pymes y autónomos incluido en el paquete, ha abogado por mecanismos de reparto que permitan “focalizar selectivamente las ayuda en empresas viables con problemas de solvencia”. 

También ve necesario la “flexibilidad” en el volumen y uso de fondos comprometidos, de forma que se pueda ampliar si es necesario y adaptarse a la evolución de la pandemia, en paralelo a la identificación “con prontitud” de las transformaciones estructurales por la pandemia. 

En el caso de las empresas inviables, cree que sería “contraproducente” que fueran sostenidas de manera indefinida por la política presupuestaria”, y en su lugar apuesta por agilizaran los procesos de liquidación. 

Pide diseñar plan de ajuste: la deuda no volverá a nivel preCovid hasta 2040 

De igual forma, ha vuelto a alertar de que “un endeudamiento público elevado acrecienta la vulnerabilidad de la economía” y, por ello, ha pedido de nuevo el diseño y anuncio de una estrategia plurianual de corrección de los desequilibrios presupuestarios que comience a ser aplicada tras la superación de la crisis sanitaria.  

Al elevado déficit se suma el aumento de la carga de intereses debido al mayor volumen de deuda, los incrementos de gasto derivados de la introducción del ingreso mínimo vital o, en el caso del gasto en pensiones, de la presión del envejecimiento de la población y de la decisión de volver a indicar las pensiones con el IPC, o el gasto sanitario.  

Ante tan “grande” desafío, ha indicado que si se desplegara una estrategia de corrección del déficit estructural en una cuantía de 0,5 puntos porcentuales de PIB anuales, en línea con el requerimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, bajo escenarios macroeconómicos plausibles, la ratio de deuda pública iniciaría una senda descendente que la situaría hacia 2040 en niveles algo inferiores a los previos a la crisis. 

Gasto más eficiente, impuestos ‘verdes’ y revisar exenciones en IVA 

A su juicio, la eficiencia en el gasto público siguiendo las recomendaciones de la AIReF y una reforma del sistema fiscal integral deben ser parte “absolutamtne integral” del programa de consolidación. 

Sin querer pronunciarse explícitamente sobre los cambios impositivos, ha apuntado que la menor presión fiscal española frente a la media europea se concentra en la imposición sobre el consumo, por las exenciones y desgravaciones “muy numerosas” en los tipos reducidos y superreducidos del IVA. 

Según De Cos, los tipos son similares pero los bienes gravados a tipos reducidos y superreducidos merman la recaudación por IVA, por lo que la corrección de la deficiencia fiscal “podría empezar por ahí” (desgravaciones IVA), así como aumentar la recaudación impositiva para luchar contra el cambio climático, incluyendo desincentivos. 

Alineado con Calviño sobre la reforma laboral, SMI y vivienda

En su intervención, De Cos ha aludido al reducido crecimiento potencial de la economía española lastrado en las dos últimas décadas por la dinámica de la productividad, por el reducido tamaño medio de las empresas, ciertas deficiencias regulatorias sectoriales y déficits de capital humano y tecnológica. 

En su pronunciamiento sobre los distintos campos a actuar se ha mostrado bastante alineado con los posicionamientos de la vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en contraposición en algunas ocasiones con los planteamientos del lado de la coalición de Gobierno de Unidas Podemos. 

En materia laboral, ha aludido a las “carencias” del mercado en lo referido al a tasa de paro y la alta temporalidad, abogando por un refuerzo de las políticas activas de empleo con orientación y formación adecuada a desempleados y por modificar los mecanismos de contratación, reduciendo los costes de despido entre contratos fijos y temporales. 

Controlar los precios de alquiler restringe la oferta 

También se ha mostrado más posicionado en el lado de Calviño respecto a la negociación de la nueva Ley de Vivienda, al cuestionar la eficacia del control de los precios del alquiler que propone Unidas Podemos y viendo como una opción “posible” los incentivos que plantea el PSOE. 

Ha defendido que las medidas deben focalizarse en el incremento de la oferta de las vivienda de alquiler, si bien ve “dificultades” para ello en el sector público ante el elevado déficit, por lo que ha apuntado a experiencias “exitosas” en otros países que pasan por medidas de promoción a través del sector público para el privado de viviendas en alquiler para determinados grupos poblacionales. 

Eso sí, ve “muy importante” la seguridad jurídica para los propietarios en las medias que se puedan acometer para aumentar la oferta y ha cuestionado la efectividad de mecanismos de control de los precios de alquiler porque “pueden generar accesibilidad a corto plazo pero a medio plazo tienden a restringir la oferta”. 

Incluso, ha dicho que en ocasiones provocan incrementos de los precios de alquiler en las zonas no controladas, dificultando la accesibilidad. 

El gobernador del Banco de España ha mostrado su preocupación por la “fragmentación política” y ha reclamado “consenso” político para que las medidas contra la crisis tengan continuidad en el tiempo”, ya que lo contrario sería “muy negativo” para la economía española.