Sánchez promete reformas sólidas para que los fondos europeos ayuden a más de una “élite”

El presidente del Gobierno cita el turismo y la industria del coche eléctrico como sectores que "necesitan" la "transformación" que impulsarán las ayudas europeas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el encuentro 'Fondos Europeos, las claves para la recuperación', organizado por la agencia Efe y KPMG, el 20 de enero de 2021 | EFE/JJM/Pool

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el encuentro ‘Fondos Europeos, las claves para la recuperación’, organizado por la agencia Efe y KPMG, el 20 de enero de 2021 | EFE/JJM/Pool

Pedro Sánchez se ha propuesto sacar adelante hasta 170 reformas vinculadas a los fondos europeos Next Generation EU y se ha comprometido este miércoles a que las mismas sean sólidas “para que perduren en el tiempo”, y no “impuestas”. “Las reformas para que perduren deben contar con el mayor consenso posible”, ha señalado el presidente del Gobierno.

En una entrevista con la agencia Efe, el líder socialista ha asegurado que las reformas, en lugar de ser impuestas, serán “muy meditadas y elaboradas” para que cuenten “con el mayor respaldo” de los agentes sociales y económicos. En el encuentro, precisamente, líderes sindicales y de la CEOE han pedido a Sánchez “participación” e “inversión”.

El jefe del Ejecutivo ha explicado que el Gobierno traza “una serie de vectores horizontales a cualquier política que se vaya a poner en marcha”, como lo son por ejemplo la transición ecológica, la digitalización y la perspectiva integradora.

“La transición ecológica no va de cuatro empresas; va del conjunto de la sociedad. No puede beneficiar a una minoría en la élite; tiene que beneficiar al conjunto de la población”, ha asegurado.

Esta postura, ha reiterado, dominará en el desarrollo de los fondos europeos. “A la perspectiva de integración social, territorial y de género le vamos a dar una prioridad de prevalencia a la hora de evaluar los proyectos”, ha sostenido Sánchez. “No vamos a premiar a una empresa o a otra, sino que un comité técnico hará un filtro en base a esos parámetros”.

A juicio del presidente, algunos sectores de la economía española que “necesitan esa transformación” son, por ejemplo, el turístico o el del coche eléctrico.

“Estado emprendedor”

Sánchez ha defendido su apuesta por un “Estado emprendedor” para resolver “un fallo de mercado” a través de los fondos europeos. Ha señalado industrias “que sufren una infrainversión” privada como las del hidrógeno verde, las baterías de coches eléctricos, los satélites, el 5G o los microchips, que, ha afirmado, solo podrán crecer con una colaboración público-privada.

“Creemos en el Estado emprendedor”, ha insistitido, destacando la figura de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE), creada por el Gobierno precisamente para ejecutar proyectos de inversión con las ayudas europeas en los que colaboren codo con codo el Estado y el sector privado.

Los PERTE, ha explicado, tendrán tres pasos: determinación de proyectos en los que el Gobierno quiere involucrarse “de manera protagonista”, identificación de empresas interesadas en “coliderar” esos proyectos con el Estado, y la materialización de los mismos. “Evidentemente, lo que vamos a hacer es coinvertir”.

“En esa colaboración ganamos todos: gana el sector privado, las empresas y trabajadores, y el sector público, porque innova, aprende e incorpora a su día a día esas lecciones”. Esa falta de inversión privada en esos sectores “tiene que ser cubierta y complementada por el sector público”, ha manifestado.

Sindicatos y CEOE piden transparencia e inversión

En el encuentro se han emitido vídeos de los líderes de los sindicatos y la CEOE. Pepe Álvarez, secretario general de la UGT, ha pedido “transparencia, claridad y participación” con los fondos europeos y las reformas que los acompañan, que deben a su juicio servir para mejorar el tejido productivo y la calidad de los empleos.

“No puedo estar más de acuerdo”, ha respondido Sánchez. “Hemos creado distintas mesas de diálogo social, una de esas tiene que ver con los fondos de recuperación, y un plan de reformas con 170 reformas estructurales; ese es el grado de ambición del Gobierno”.

También se ha mostrado de acuerdo con Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, que pidió acompasar la llegada de los fondos de recupación con las reformas que tienen que ponerse en marcha, que serán “fundamentales para ganar competitividad”. La propia Europa “dice que aquellos fondos que vayan a inversión tienen un recorrido mucho mayor, prácticamente el doble” que los de gasto corriente, ha recordado.

Una vez más, el presidente ha señalado que está “absolutamente de acuerdo” con Garamendi y ha asegurado que la financiación pública cayó desde la crisis financiera, algo que debe corregirse por medio de reformas. Además, ha dicho que una de las “lecciones” de la pasada crisis es que las contrarreformas no ayudan si se hacen en contra del diálogo social.

“Pongo un ejemplo: la reforma que impuso la mayoría absoluta del PP en la primera legislatura de Mariano Rajoy rompió el diálogo social porque se hizo en contra de los sindicatos”, ha añadido. “La aproximación que hace la Comisión Europea de que las reformas cuenten con el mayor consenso posible es para que las reformas perduren, por lo que es importante generar esos consensos”.

“Creo que hay en el Congreso una mayoría amplia para hacer modificaciones a nuestro actual marco laboral y para dejar atrás la reforma de pensiones de 2013”, ha subrayado.