Sánchez se reconcilia con el PSOE y rejuvenece su Ejecutiva

El líder del POSE agradece a los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero su legado, mientras acusa a la derecha de utilizar el terrorismo de ETA contra el Gobierno

El presidente del Gobierno y Secretario General del PSOE, Pedro Sanchez, saluda en el plenario del Congreso Federal del partido en la instalaciones de Feria Valencia y que hoy se clausura.EFE/ Biel Aliño

El presidente del Gobierno y Secretario General del PSOE, Pedro Sanchez, saluda en el plenario del Congreso Federal del partido en la instalaciones de Feria Valencia y que hoy se clausura.EFE/ Biel Aliño

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, deja atrás cinco años de división interna de golpe para reclamar unidad en sus filas y lo hace modificando la dirección del partido para los próximos cuatro años y de cara a las próximas elecciones. “Nosotros tenemos los mismos valores, no cambiamos como otros”, reivindicó Sánchez en velada acusación al Partido Popular durante su discurso de cierre del 40 Congreso Federal.

Los socialistas cierran su Congreso más tranquilo desde 2008 reafirmándose en los principios de la socialdemocracia y enterrando el clásico debate sobre la República. En su discurso, Sánchez se comprometió a renovar la estrategia de Salud Mental este año y también a alcanzar el 90% de vacunados.

Apelando al lema del Congreso, “Avanzamos”, el líder del PSOE destacó que España ha avanzado para superar la pandemia y, según clasificaciones internacionales, ocupa el segundo puesto entre los países seguros frente a la Covid-19 y lidera el porcentaje de población vacunada en España.

El presidente del Gobierno destacó que ahora se afronta el futuro desde la confianza y con la legitimidad de haber sido coherentes en la gestión de pandemia, pues en los momentos más difíciles lo tuvieron siempre muy claro y fueron leales a los valores y principios socialistas y pusieron por delante la protección de los más débiles.

El líder del PSOE también tuvo palabras hacia los suyos, en concreto agradeció en su discurso la labor frente al terrorismo de ETA llevada a cabo por Alfredo Pérez Rubalcaba, José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, y criticó que la derecha utilice esta cuestión contra el Gobierno de España.

Guardamos a las víctimas en nuestra memoria, las honramos para siempre, y nos alegramos infinitamente de que la sociedad vasca y la sociedad española vivan por fin en paz y en libertad”, dijo Sánchez, quien añadió: “Gracias Alfredo, gracias José Luis, gracias Felipe”. 

Ataques al PP y a Vox

El líder del PSOE también dedicó parte de su discurso a atacar al PP y a Vox advirtiendo de que la estrategia que impulsa “la ultraderecha, y que a menudo arrastra a la derecha tradicional”, según él, “responde a un cuestionamiento profundo del pacto democrático” y reprochó que además, lo hagan “en nombre de la democracia y la constitución”.

“El objetivo de la derecha o del trumpismo no es reformar para mejorar las instituciones democráticas, sino quitarles el poder”, dijo Sánchez, para quien estos partidos que “desprecian a la política y a los políticos y quieren un poder sin democracia” son un riesgo tanto en España como en otros países.

El presidente del Gobierno y Secretario General del PSOE, Pedro Sanchez, saluda ante el Plenario en la clausura del 40 Congreso Federal del partido que se ha celebrado en Valencia. EFE/Biel Aliño
El Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, saluda ante el Plenario en la clausura del 40 Congreso Federal del partido. EFE/Biel Aliño

“En nuestro país esas corrientes están calando y contaminan la vida política de la derecha tradicional, que está acomplejada y desorientada”, ha manifestado y ha criticado que el PP se niegue a modificar de la Constitución la expresión “disminuidos” para referirse a las personas con discapacidad.

Asimismo señaló que “con la misma cerrazón que se resiste a cambiar una palabra de la Constitución, se resiste a cumplirla en su integridad”, ha destacado y ha defendido que su partido cumple “de la A a la Z con la Constitución porque es un deber, no un capricho”, y supone “la base de la convivencia y la salud democrática de nuestro país”.

“Consideramos a nuestros adversarios tan españoles como nosotros y con el mismo derecho a gobernar que nosotros. El mismo, ni más ni menos”, ha manifestado, antes de señalar que los socialistas estarán aquí, “con las mismas siglas y valores”, cuando esos otros partidos “hayan mudado de nombre hasta siete veces”. 

Una Ejecutiva más reducida, joven y con más mujeres

La nueva Ejecutiva tiene 42 miembros, frente a los 46 de la anterior, además de cinco miembros natos que están incluidos por los cargos que ostentan, como los portavoces del PSOE en el Congreso de los Diputados y el Senado.

Sánchez ha incluido a seis ministros en la Ejecutiva: Félix Bolaños (Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática), Carolina Darias (Sanidad), Diana Morant (Ciencia e Innovación), María Jesús Montero (Hacienda), Isabel Rodríguez (Política Territorial y portavoz del Gobierno) y Pilar Alegría (Educación y Formación Profesional).

Los miembros de la Ejecutiva tienen una media de edad de 47 años (10 menos que la saliente), hay un 60 % de mujeres y están representados todos los territorios. Al frente de la Ejecutiva seguirán Pedro Sánchez como secretario general, Cristina Narbona como presidenta, Adriana Lastra como vicesecretaria general y Santos Cerdán como secretario de Organización.

Por otro lado, la exvicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo integra el Comité Federal del PSOE, máximo órgano entre congresos, que preside la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, mientras que la exministra de Sanidad María Luisa Carcedo está al frente del Comité de Ética y Garantías.