Sectores del PP advierten de la concentración de poder de Ayuso

El entorno de Casado sigue apostando por la 'vía Ana Camíns' y sugieren retrasar el Congreso del PP de Madrid.

Mucho se habla de las elecciones en Madrid y de la ventaja, en todos los sondeos, de la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso. En Génova cuentan con que la presidenta de la Comunidad revalidará su puesto y aupará a Pablo Casado a La Moncloa.

Pero desde hace días, un sector del partido también viene anunciando la concentración de poder de la líder madrileña que podría poner en problemas en un futuro a la dirección nacional. Estos días sale el nombre de Esperanza Aguirre a pasear y algunos populares ya piden retrasar el Congreso del PP de Madrid para que Ayuso no concentre tanto poder y se haga con las riendas del PP madrileño.

La renovación territorial del PP sigue su curso tras la polémica generada en Andalucía. La dirección nacional no quiere que se aireen en la prensa los posibles choques en los denominados ‘congresillos’ con los que el entorno de Casado pretende hacer un partido a su medida, situando a candidatos más fieles al frente de las provincias.

Una de ellas sería Isabel Díaz Ayuso. Entró en el PP gracias a Pablo Casado, amigos y compañeros en las juventudes del PP, los dos ponen la mano en el fuego por el otro.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, da un discurso durante el acto “Madrid con la hostelería”. Foto: EFE/Rodrigo Jiménez

Sin embargo, en esta renovación que buscan los populares también se abrió una alternativa para que las baronías no obtuvieran tanto poder en los territorios. La ‘vía Ana Camins’ corresponde a Madrid y todavía suena en cenáculos populares.

La secretaria general del PP en la Comunidad de Madrid sería la elegida para presidir el partido en Madrid. De esta manera, los populares dejarían atrás el poderío de Aguirre, capaz de torcer la estrategia de Génova y del propio presidente.

El entorno de Casado no quiere más rivalidades entre el presidente del partido y sus barones. Fuentes de la dirección nacional apuntaron a Economía Digital que Ayuso suscita ciertas dudas respecto a la proyección que le quiere dar su valedor y actual jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez.

Los recelos entre Rodríguez y dirigentes que conforman la dirección nacional ya no son un secreto. El entorno de Casado busca proteger su liderazgo y aseguran que podría peligrar con la sombra de Ayuso si Rodríguez decide actuar en ese sentido.

El esquema que algunos en la cúpula siguen llevando en la cabeza es el del PP donde el presidente nacional controle también el poder regional, dejando atrás la acumulación de cargos de éstos y, por tanto, de poder.

Se plantean atrasar el Congreso del PP de Madrid

De ahí que desde las altas instancias se haya planteado atrasar el Congreso del PP de Madrid tras la Convención Nacional que el partido realizará en otoño.

Las fuentes conocedoras insisten en que Ayuso ganará las elecciones el próximo 4 de mayo y verá su poder e influencia aumentado como para querer presentarse y presidir el PP madrileño. Un hecho que, incluso, podría eclipsar al propio Casado y la Convención Nacional. Por ello, apuestan porque este cónclave se celebre en 2022, a posteriori.

Ayuso todavía no ha dicho la última palabra. El entorno de la candidata desconoce cuándo será el Congreso y aseguran no estar pensando en si la popular se presentará. “Queremos ganar las elecciones y estamos en ello”, apuntan.

La ‘vía Ana Camíns’ no se ha descartado en el entorno de Casado. La dirigente gana enteros, al ser persona de máxima confianza del líder del PP. La decisión no está tomada, señalan fuentes conocedoras.

En la dirección del PP recuerdan que hay precedentes y que el presidente del Gobierno regional no siempre ha presidido al mismo tiempo el partido: ahí está la etapa de Alberto Ruiz Gallardón en la presidencia de la Comunidad y Pío García Escudero como responsable orgánico.

Por lo que tendremos que esperar al desenlace de las elecciones en la Comunidad, el próximo 4 de mayo, para saber si Ayuso decidirá dar el paso o se conformará con el resultado electoral.