El temor a la cepa india resucita las restricciones contra los turistas británicos en Europa

Bélgica se suma a Alemania y prohíbe la entrada de los viajeros de Reino Unido, mientras España mantiene su protocolo laxo para reactivar el sector

Un grupo de turistas sale del aeropuerto de Heathrow en Reino Unido. EFE

El avance de la campaña de vacunación hacía soñar a Europa con un verano abierto por completo al turismo, sin embargo la entrada en escena de la cepa Delta, originaria de India, ha trastocado los planes en el viejo continente. Bélgica y Alemania ya han prohibido la entrada de los visitantes británicos en sus territorios para evitar la expansión de la variante.

Los dos países han decidido mostrarse algo más cauteloso ante el riesgo epidemiológico que entraña esta variación de la Covid-19 que se transmite con mayor facilidad, provoca un mayor número de hospitalizaciones y, sobre todo, es más resistente al efecto de las vacunas, cuando se ha recibido solo la primera dosis de la pauta.

El Gobierno belga ha sido el último en sumarse a esta corriente de restricciones, al incluir a Reino Unido en su lista de 27 países vetados desde el próximo 27 de junio. La medida ya se aplicaba anteriormente en otros puntos calientes de las variantes como la India, Sudáfrica o Brasil para impedir que se extiendan los contagios.

El nuevo protocolo solo permitirá la entrada en el país de los residentes belgas o los ciudadanos de la Unión Europea que vengan de alguno de los países restringidos. Sin embargo, deberán cumplir con una cuarentena a su regreso y someterse a pruebas de diagnóstico para determinar que no son portadores de la Covid-19.

La medida se ha tomado después de que Bélgica haya verificado que los contagios por la variante Delta representan ya un 6,1% de los casos positivos que actualmente se producen en el país. En Reino Unido ya se ha convertido en la cepa mayoritaria, lo que ha elevado su ritmo de infecciones por primera vez desde el final de la tercera ola.

Alemania lanza una advertencia a sus ciudadanos sobre la variante india

Bélgica se ha sumado al grupo de los países más previsores con la variante india, que está encabezado por Alemania. El Gobierno de Angela Merkel ya acordó hace varias semanas suspender la entrada de los turistas británicos para impedir el avance de la cepa Delta en su territorio.

Su drástica decisión ha venido acompañada de una serie de advertencias dirigidas a sus ciudadanos para que no se desplacen hasta Reino Unido en plena disputa de la Eurocopa que cuenta con el país como una de sus sedes. «La primera dosis no basta frente a esta variante, más agresiva que las hasta ahora conocidas», ha lamentado el ministro de Sanidad, Jens Spahn.

La canciller alemana Angela Merkel en una rueda de prensa, el 25 de marzo de 2021 en Berlín | EFE/EPA/CB
La canciller alemana Angela Merkel en una rueda de prensa, el 25 de marzo de 2021 en Berlín | EFE/EPA/CB

Alemania se ha situado en cifras similares que Bélgica. La cepa india ya representa el 6,2% de los contagios del país teutón. Su porcentaje prácticamente se ha doblado en las últimas semanas.

También ha mandado mensajes de prudencias Francia, a pesar de que no se ha decidido por una medida tan restrictiva como la de sus vecinos europeos. El Gobierno de Emmanuel Macron no descarta imponer algún tipo de cuarentena o restricción a los británicos si la amenaza de la cepa india se agrava.

España evita cualquier restricción contra Reino Unido para salvar al turismo

Mientras las grandes potencias europeas ya han puesto en marcha sus protocolos, España mantiene su política de puertas abiertas a los visitantes de Reino Unido para relanzar el turismo este verano. No habrá ninguna medida especial de cuarentena ni control de acceso.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha avalado su regreso para intentar recuperar al primer mercado emisor de turistas en España, que en 2020 ya se desplomó un 82,4% como consecuencia de la pandemia. Su situación epidemiológica permite el regreso de los visitantes, aunque no sean comunitarios, pero en la ecuación no se ha medido el impacto de la cepa india.

El último informe sobre variantes del Ministerio de Sanidad detectó que la prevalencia de esta nueva cepa era todavía inferior al 1% en España. Sin embargo ya se habían localizado en varias comunidades autónomas los primeros casos de contagios locales, que no están relacionados con viajeros del extranjero.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.