Terremoto en el PSOE: los críticos exigen la marcha de Gabilondo

La dirección del PSOE-M busca otro puesto a Gabilondo ante la debacle en las urnas. Pedro Sánchez adelanta la Ejecutiva Federal del partido para que la crisis no afecte al Gobierno.

El candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. EFE/ PSOE/Eva Ercolanese

El tremendo batacazo del Partido Socialista en las elecciones a la Comunidad de Madrid ha revolucionado todos los estamentos de la formación. La búsqueda de culpables tras perder 275.000 votos comenzó la noche electoral y la crisis afecta a partido y Gobierno. Por el momento, todas las miradas se dirigen hacia el candidato, Ángel Gabilondo.

La cúpula del PSOE madrileño quiere apartar a Gabilondo de la portavocía y ya se baraja otorgarle el cargo de presidente parlamentario, un cargo con menos proyección y tareas, tras la debacle sufrida este martes en las urnas.

La Ejecutiva regional del partido se reunió este miércoles y tras un enorme malestar por los resultados, forzaron a Pedro Sánchez a convocar para este jueves la Ejecutiva Federal en Ferraz para aprobar una decisión en firme. Ésta podría ser la primera de muchas como los socialistas no logren frenar a las voces críticas que piden, incluso, una remodelación del Gobierno.

Un repuesto hasta otoño

Gabilondo “lleva un disgusto enorme”, aseguraron a Economía Digital por la mañana fuentes cercanas al candidato. Unas palabras del secretario de Organización, José Luis Ábalos, instando a que “tome sus decisiones” y asegurando que “ha cumplido su papel, ha prestado un servicio más”, alertaron a los medios de la posible salida del profesor.

La noche electoral, la dirección de Pedro Sánchez también dio un mensaje claro al respecto señalando la necesidad de “renovar” la federación madrileña de cara a las elecciones de 2023. Un plan que ya estaba previsto acometer en el congreso del PSOE en otoño. Sin embargo, también quieren que se depuren responsabilidades para capear el temporal.

Al igual que en la federación madrileña, en Ferraz también señalan a Gabilondo criticando que su cabeza estaba más en ser Defensor del Pueblo que en la campaña y en no haber plantado cara a Ayuso como jefe de la oposición estos años.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), participa en un acto de campaña del PSOE para apoyar al candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo (i), en Getafe, este domingo. Más polarizada si cabe que al principio, la campaña para las elecciones madrileñas del 4 de mayo llega a su ecuador con más debate ideológico que propositivo y con gran presencia de los líderes nacionales de los partidos. EFE/ Chema Moya
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participa en un acto de campaña del PSOE para apoyar al candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo en Getafe. Foto: EFE/ Chema Moya

Todos estos ataques son bien conocidos por el entorno del candidato, quien este mismo miércoles desmentía que fuera a dejar el acta de diputado en la Asamblea. “Recogerá el acta y seguirá trabajando dos años más, hasta las próximas elecciones”, señalaron.

Cuadros medios del PSOE-M pidieron, en la reunión que la federación mantuvo este miércoles, que Gabilondo no vuelva a figurar como portavoz del grupo. Algo en lo que se mostraron unánimes en la dirección y también en la cúpula del partido a nivel nacional. A partir de aquí se abre la misma terna de candidatos para colocar a una ‘cara nueva’ como sustituto de éste hasta otoño, donde buscarán una renovación profunda.

Es aquí donde Moncloa tiene poco que buscar, pues a estos candidatos ya los promocionó en listas hace un par de semanas para estas elecciones. Se trata de Hana Jalloul, exsecretaria de Estado de Migraciones y número dos de la candidatura; Juan Lobato, el cuatro y exalcalde de Soto del Real; Mónica Carazo, la coordinadora de campaña y quien ocupaba el sexto puesto y Pilar Llop, presidenta del Senado.   

Desde la dirección no prevén cambios al frente de la federación. Fuentes socialistas descartan el cese o dimisión del secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, pese a que algunos críticos lo soliciten. “No se prevé una gestora ni grandes cambios inminentes. Lo que toque se hará de manera ordenada”, contestan las mismas fuentes.

Cuadros medios del partido ven estos resultados como “una debacle” y piden que la dirección del PSOE-M y el candidato “asuman responsabilidades”.

Conforme pasan las horas aumenta el malestar en el partido. El PSOE cosechó este martes los peores resultados de toda su historia. Pero no solo eso. Se convirtió en la tercera fuerza política de la Comunidad arrastrado por una estrategia confusa, en la que primero fue a por Ciudadanos para terminar haciendo seguidismo de Pablo Iglesias. Algo que no comprenden desde los sectores críticos.

La dirección regional interpreta unos resultados “pésimos” pero también culpa a Ferraz y a Moncloa, tras coger las riendas de la campaña, del candidato y, sobre todo, de la estrategia.

El presidente del Gobierno ha convocado reunión de su dirección para este jueves por la tarde, después de escuchar lo que tenga que decir el partido en Madrid y a partir de ahí comenzar a tomar decisiones para capear el temporal.

Lo que más preocupa en Moncloa es que la imagen del presidente quede deteriorada y enseguida se defienden asegurando que “los resultados de Madrid no son extrapolables a nivel nacional”.