Moncloa construye el discurso para subestimar un triunfo de Ayuso

Fuentes del Gobierno aseguran que “el resultado no es aplicable a nivel nacional” ante la probable victoria de Ayuso y derrota de Gabilondo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, este martes en el Palacio de la Moncloa. EFE/ Emilio Naranjo

Moncloa ya prepara el discurso ante un posible triunfo de Isabel Díaz Ayuso. Fuentes del Gobierno aseguran que “el resultado no es aplicable a nivel nacional” o “lo que sucede en Madrid se queda en Madrid” para tomar distancia y que los comicios no se interpreten en clave nacional. La estrategia del Ejecutivo ante un posible triunfo del PP es clara: “Estos resultados no son extrapolables”, señalan a Economía Digital, a la vez que rechazan un cambio en la hoja de ruta del Gobierno de coalición.

Los socialistas buscan seguir llevando las riendas del relato y la sala de máquinas de la ‘factoría Moncloa’ echa humo para evitar que se hable de un cambio de ciclo si el Partido Popular consigue hacerse con más del 40% de los votos este martes en Madrid.

Un triunfo rotundo de Ayuso supondría un estrepitoso fracaso de Sánchez. Tal y como publicó ED, el Ejecutivo ya buscó minimizar este efecto ‘escondiendo’ al presidente la última semana de campaña y después de que el CIS mostrase la poca movilización conseguida por los socialistas.

Pero, inevitablemente, la imagen de Sánchez se asocia a Gabilondo desde el primer empujón y acto que celebraron juntos en precampaña. El secretario general del PSOE arrancó la precampaña madrileña respaldando a Gabilondo cada fin de semana desde que a mediados de marzo se anunció el adelanto electoral. Además, redobló su presencia pública a las puertas de que comenzara oficialmente la contienda electoral, con varias comparecencias semanales en su calidad de presidente. Se le acusó incluso de estar opacando al candidato socialista.

El PSOE ya perdió su primer puesto en la izquierda de la capital, donde Podemos logró gobernar con la ayuda de Manuela Carmena entre 2015 y 2019. Ahora, las encuestas atribuyen a Más Madrid un avance respecto a sus resultados autonómicos anteriores y sitúan al partido de Iñigo Errejón muy cerca del PSOE.

Un castigo para el PSOE, un aviso para el Gobierno

Una derrota clamorosa de Gabilondo supone para los socialistas un golpe de realidad. El no voto o castigo de los madrileños podría advertir a Sánchez de las malas compañías que suponen sus socios de Unidas Podemos con Pablo Iglesias a la cabeza y también un más que posible deterioro del Gobierno de coalición, apuntan los expertos consultados.

Los socialistas señalan que también unos “modestos” resultados del partido de Iglesias podrían suponer la tumba de los morados. Por un lado, porque ya no podrían marcar su propio perfil frente a los socialistas si forman parte de un gobierno de coalición y, por otro lado, tampoco podrían descartar este escenario ante la amenaza de otras elecciones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), participa en un acto de campaña del PSOE para apoyar al candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo (i), en Getafe, este domingo. Más polarizada si cabe que al principio, la campaña para las elecciones madrileñas del 4 de mayo llega a su ecuador con más debate ideológico que propositivo y con gran presencia de los líderes nacionales de los partidos. EFE/ Chema Moya
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participa en un acto de campaña del PSOE para apoyar al candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, en Getafe. Foto: EFE/ Chema Moya

El Ejecutivo de Sánchez intentará pasar página cuanto antes si Ayuso revalida su puesto al frente de la Comunidad. Entre los argumentos que señalan desde el Ejecutivo está el de que el PP no tiene en otros territorios el peso que tiene en Madrid y que, además, el PSOE tampoco tiene el gobierno de esta región, por lo que no se arriesgan a perderlo. Es más, aseguran que es Casado el que tiene las de perder en cualquier escenario: si Ayuso gana, puede ver amenazado su liderazgo; y si no logra conservar el gobierno de Madrid, el PP perderá uno de sus principales feudos.

Unas críticas con conocimiento de causa, ya que los socialistas han sido los primeros en solicitar la inestimable ayuda del ‘sondeo flash metodológico’ que el socialista y presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Féliz Tezanos, ha realizado, con las dudas sobre su legalidad por parte de la oposición, este lunes día de reflexión. Una decisión poco habitual, dependiente del Ministerio de Presidencia que no ejecutó, por ejemplo, en los últimos comicios, ni autonómicos ni generales.

Los trabajadores del centro  han realizado estas entrevistas en Madrid a apenas unas horas de que los madrileños acudan a votar y han entregado los datos obtenidos a las formaciones que concurren a las urnas que se lo hayan solicitado. La primera el PSOE, sin querer avanzar sus resultados ni qué les cuentan, a escasas horas, sus trackings diarios.

De este modo, podrían explicarse las prisas en Moncloa por construir lo que será el nuevo relato del Gobierno para pasar página cuanto antes con todos los asuntos que dejaron pendientes y que, casualmente, ahora no hay más tiempo que perder para acometerlos, como por ejemplo: el fin del estado de alarma, la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el avance de la reforma laboral y de las pensiones en la mesa de diálogo social o la cesión de las prisiones al País Vasco.

Otro gesto más que evidente, a pasar página cuanto antes por parte de los de Sánchez, ha sido el de mantener la habitual celebración del Consejo de Ministros, como cada martes. El Gobierno sigue trabajando con normalidad, defienden, pese a que sea el día que se celebren los comicios autonómicos.

En el PSOE y en Moncloa son conscientes de la dificultad que entrañan estas elecciones, pero repiten una y otra vez que “hasta el último minuto hay partido”, y que es posible que la izquierda sume los escaños suficientes para gobernar, porque todo dependerá de un “puñado” de votos, según fuentes socialistas. Sin embargo, en Moncloa siguen preparando el discurso de Sánchez por si su ‘criptonita’ -Isabel Díaz Ayuso- consigue formar gobierno en Madrid. La jornada electoral promete.