Un 22% de ‘socialistas indecisos’ decidirán la presidencia de la Comunidad de Madrid

El PSOE solo absorbe un 3,3% de los ex votantes de Cs, la misma cantidad que Vox, mientras que más del 50% se decanta por votar al PP, según el CIS

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, protagoniza un acto electoral este jueves en Alcalá de Henares. EFE/Fernando Villar

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, protagoniza un acto electoral este jueves en Alcalá de Henares. EFE/Fernando Villar

La última encuesta publicada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) pronostica un posible empate entre el bloque de la izquierda y la derecha. El PP, al que anteriores sondeos de diferentes entidades le llegaron a dar la mayoría absoluta, pierde fuerza y su unión con Vox podría no ser suficiente para gobernar. Este escenario sitúa a Ángel Gabilondo cerca de las puertas de la presidencia de Madrid. Y, en realidad, todo dependerá de un buen puñado de socialistas indecisos.  

El sondeo preelectoral revela que los votantes del bloque de la derecha tienen claro su voto: solo un 6,4% de los votantes del PP en las anteriores elecciones de 2019 y un 6,8% de los de Vox todavía tienen dudas de si repetir papeleta. Sin embargo, en el caso de los socialistas esta tasa se eleva hasta el 21,8%, lo que podría definir el resultado final.  

Aunque también ganan importancia los simpatizantes de Ciudadanos. El organismo que dirige José Félix Tezanos ha previsto, por segunda vez, que el partido que lidera Inés Arrimadas se quedará fuera de la Asamblea de Madrid al no superar el 5% de los votos (se quedaría en un 4,6%). Entre sus ex votantes es donde se puede observar la mayor transferencia de apoyos: más de la mitad –un 51,1%- se decantarán en esta ocasión por el PP, mientras que el PSOE tan solo absorberá al 3,3%, la misma cantidad que se pasará a Vox.  

La campaña de Gabilondo eleva los indecisos

La campaña que ha mantenido Gabilondo no ha logrado aliviar las dudas de los votantes socialistas, sino todo lo contrario. La encuesta del mes de marzo del CIS revelaba que un 18,9% de los ciudadanos que optaron por su candidatura en 2019 no tenía claro a quién votar en los nuevos comicios. El porcentaje se ha disparado casi tres puntos hasta el 21,8% en apenas un mes, según el candidato iba incrementando su agenda de actos públicos.

El sondeo demuestra también la estrategia fallida del cabeza de lista socialista, cuando decidió tender la mano a Ciudadanos para formar una coalición poselectoral junto a los liberales. Su impacto entre la bolsa de votantes de la formación naranja es ínfima e incluso ha caído más en las últimas cuatro semanas. Si en marzo un 5,2% del electorado naranja estaba dispuesto a apoyar a Gabilondo, ahora solo lo hará un 3,3%.

El candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo (i), el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias (d), y la candidata de Más Madrid, Mónica García (c), tras el debate electoral que los seis líderes de los principales partidos políticos madrileños celebraron hoy miércoles en los estudios de Telemadrid. EFE/Juanjo Martín. POOL
El candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo (i), el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias (d), y la candidata de Más Madrid, Mónica García (c), tras el debate electoral que los seis líderes de los principales partidos políticos madrileños celebraron hoy miércoles en los estudios de Telemadrid. EFE/Juanjo Martín. POOL

El plan de atraer a los electores de Ciudadanos descontentos con la gestión del partido ha hecho aguas porque la inmensa mayoría se han decantado por la candidatura de Isabel Díaz Ayuso (51,1%). Un hecho que tal vez explique el giro de guión de Gabilondo en el último debate electoral con un discurso más moderado hacia sus vetos a pactar con Pablo Iglesias.

La nueva estrategia de Gabilondo

Las encuestas del CIS y el debate electoral han supuesto un punto de inflexión en el equipo de campaña del PSOE y ya reconocen abiertamente que “tenemos un problema de movilización”. De ahí que si Ayuso se lleva a los indecisos naranjas, fuentes socialistas desvelan ahora a ED que Gabilondo se centrará en llamar a las urnas al voto progresista.

Los socialistas son conscientes de que mirando más a la izquierda (Podemos) y al centro (Cs) han podido descuidar a ese 21,8% de su electorado, que ahora revela el CIS, y que ya estaba en boca de dirigentes del PSOE madrileño. Las críticas se suceden en el partido por no haberlo visto antes y señalan directamente a Ferraz y a Moncloa que son los que llevan las riendas de la campaña.

La estrategia socialista se centrará ahora en alentar la participación del electorado progresista, menos motivado que el de la derecha. “Tenemos una tarea apasionante al alcance de la mano; lo único que necesitamos es ir a votar todos los progresistas“, dijo. “¡Votar, votar y votar! –insistió– Somos la izquierda. Y, si votamos, el próximo 4 de mayo pondremos punto y final al Gobierno del Partido Popular”, animó Gabilondo el pasado domingo en un mitin telemático.

El PP logra contener las fugas hacia Vox

Otro de los puntos clave de la encuesta es el que revela la fidelidad de los votantes del Partido Popular. El número de electores que han decidido cambiar su papeleta con respecto al 2019 es escaso y se ha ido reduciendo más conforme ha ido avanzando la campaña electoral. Isabel Díaz Ayuso ha logrado contener cualquier posibilidad de fuga, incluso rumbo a Vox.

Isabel Díaz Ayuso ha logrado contener cualquier posibilidad de fuga, incluso rumbo a Vox

En marzo, había un 8,8% de los votantes populares de las pasadas elecciones que estaba dispuesto a cambiar su voto para apoyar a Rocío Monasterio. En un mes, el porcentaje se ha minimizado hasta el 2,2%. Ayuso ha logrado contentar a su bolsa de electores. Algo que no ocurre en sentido inverso. Un 36,4% de los votantes de Vox sí que está por la labor de votar por los populares.

Podemos y Vox pierden a más de la mitad de sus votantes  

El efecto Pablo Iglesias se nota en las encuestas. Según el CIS, el 8,4% de los votos serán para el partido que lidera el ex vicepresidente del Gobierno, mientras que en los comicios de 2019 el partido tan solo logró el 5,5% de los apoyos. No obstante, los votantes del partido morado podrían reducirse hasta un 53,4% en comparación con las personas que metieron en la urna la papeleta de Unidas Podemos hace dos años.  

El 25,2% de los votantes de Podemos se decantarán en esta ocasión por Más Madrid

Según muestra la encuesta preelectoral publicada este jueves, el 25,2% de los simpatizantes de la formación morada se decantarán en esta ocasión por Más Madrid, mientras que todavía hay un 17,9% que no tiene claro que hará con su voto. Por otro lado, Unidas Podemos podrá absorber hasta un 11% de los anteriores votantes del partido que lidera Mónica García.  

Algo similar ocurriría en Vox, que tan solo consolidaría el apoyo del 49,2% de las personas que apostaron por la formación de Santiago Abascal en la anterior llamada a las urnas. Así, los populares se quedarían con el 36,4% de los cercanos a Vox.