Díaz promete una reforma laboral “ambiciosa” que irá más allá de cumplir el acuerdo de coalición

Díaz celebra la "muy buena acogida" de Bruselas a su plan y se compromete a acometer los cambios laborales "a lo largo de 2021"

Yolanda Díaz (Unidas Podemos) presiona a sus compañeros del PSOE para impulsar la semana laboral de cuatro días. En la imagen, la ministra de Trabajo durante una reunión en Toledo, el 4 de diciembre de 2020 | EFE/IH/Archivo

Yolanda Díaz (Unidas Podemos) presiona a sus compañeros del PSOE para impulsar la semana laboral de cuatro días. En la imagen, la ministra de Trabajo durante una reunión en Toledo, el 4 de diciembre de 2020 | EFE/IH/Archivo

La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha regresado “muy tranquila y con cierta satisfacción” de su viaje a Bruselas tras recibir la validación de los mandatarios europeos a su hoja de ruta para acometer una reforma laboral en los próximos meses en el marco de los cambios recogidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. 

Díaz logró consensuar en Bruselas su planteamiento de reforma laboral y este viernes ha asegurado que la reforma del mercado laboral se acometerá este mismo año y que será “ambiciosa, profunda, de fondo y de calado” y ha aseverado que cumplirá el acuerdo de Gobierno de coalición. 

En este sentido, ha indicado que la pretendida reforma irá más allá de cumplir el acuerdo de coalición, ya que “no se trata de volver a la situación de 2007”, cuando la temporalidad en España alcanzaba el “insoportable” nivel del 35%, sino de “mirar al futuro” y adaptar el mercado a “la realidad del siglo XXI”, según ha señalado en declaraciones a la cadena SER recogidas por Economía Digital.

Respecto a los plazos, ha apuntado que Bruselas no dice cuándo hay que acometer los hitos, pero el Ministerio de Trabajo consensuó con los agentes sociales que estas reformas, recopiladas en 10 reformas estructurales y 7 inversiones en el Plan de Recuperación, se harán “a lo largo del 2021”. “El compromiso es hacerlo este año”, ha enfatizado. 

Agradece la “paciencia infinita” de los agentes sociales

Para ello, ha asegurado que en el diálogo social van a estar “en silencio” tras las reuniones semanales de todos los miércoles, tal y como han estado los agentes sociales esta semana, para trabajar “duro” al ser una “obligación”. “No hay bromas, se lo he dicho a los representantes de la Comisión y a los sindicatos, ahora sí hay que cumplir, cuando una se compromete a hacer algo, tiene que hacerlo”, ha apostillado. 

Tras reclamar los sindicatos que “ahora toca cumplir” en su lema de cara al 1 de Mayo, Díaz ha opinado que a las centrales sindicales “no se les está acabando la paciencia”, y ha aprovechado para agradecer a los agentes sociales haber estado “a la altura del país” durante la pandemia.  

“Hago de árbitro, tengo una posición propia, pero son un ejemplo a seguir, han tenido paciencia”, ha remarcado Díaz, quien ha subrayado que tras volver de Bruselas ha “rendido cuentas” en el diálogo social y ha constatado que “hay un clima de confianza”, puesto que “el diálogo funciona cuando hay ciertas lealtades con los actores”. 

“El acuerdo es para sí o para no, y yo siempre le digo a mi equipo que sea para sí”, ha añadido. 

Por ello, y dado que “cuando no hay confianza la interlocución se quiebra”, ha asegurado que lo conseguido en el marco del diálogo social no lo va a “romper”, y ha agradecido la “paciencia infinita” de los agentes sociales, destacando avances como la ley de ‘riders’ que supuso una salida técnica muy compleja en lo referido a los algoritmos para que los trabajadores no se viesen penalizados. 

Una “muy buena acogida” de Bruselas 

La titular de Trabajo ha reiterado que en Bruselas han dado una “muy buena acogida” a su propuesta de cambios laborales, en el marco del Plan de Recuperación, tras haber celebrado más de 70 reuniones, para abordar los grandes retos del mercado de trabajo español: la precariedad y la temporalidad. 

Díaz se reunió con el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea y comisario europeo del Euro y del Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, y con el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli. 

Fuentes del Ministerio de Trabajo han confirmado a Economía Digital que la Comisión Europea ha aprobado que los cambios normativos previstos por la reforma laboral propuesta por Díaz y por el Gobierno se acometerá en dos fases y “serán en 2021”, por lo que los pretendidos cambios se abordarán antes de que culmine el presente año. 

Se concretarán ámbitos de aplicación del nuevo mecanismo de flexibilidad interna 

De cualquier forma, ha recordado que ya se han acometido varios cambios, como la Ley del Teletrabajo, y ha indicado que en los próximos días se convocará la mesa para abordar la siguiente hoja de ruta para la extensión de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) cuya prórroga finaliza el 31 de mayo. 

La ministra de Trabajo ha recordado que una de las reformas estructurales planteadas a la Comisión, que se abordará también en otra negociación con los agentes sociales, pasa por convertir en una norma estructural un mecanismo de flexibilidad interna basado en los ERTE para que cuando una empresa presente problemas económicos, de quiebra o de producción no acuda a los despidos sino a este mecanismo. 

A este respecto, ha señalado que se especificarán en qué circunstancias se aplicaría dicho mecanismo de flexibilidad interna y ha resaltado que ya hay una experiencia “extensísima” para poder mejorarlo y evitar los despidos haciendo “las cosas a la europea”.