¿Quién está detrás de las empresas más morosas con Hacienda?

El top ten de las empresas que deben más dinero a Hacienda: nueve promotoras inmobiliarias caídas en desgracia y una comercializadora de lotería

De las diez empresas que más dinero deben a Hacienda, nueve pertenecen al sector inmobiliario. No superaron la crisis del ladrillo y, en su mayoría, están en concurso, liquidación o ya se han disuelto. La ministra María Jesús Montero solo podrá recuperar una mínima parte de sus deudas millonarias.

Según la lista​ que la Agencia Tributaria difundió esta semana, en la que aparecen 3.390 morosos que adeudan más de un millón de euros al fisco, este es el top ten de mayores deudas. Detrás de cada empresa hay conocidos promotores caídos en desgracia.

1.Reyal Urbis (343,5 millones de euros)

La promotora de Rafael Santamaría lidera la lista de morosos por sexto año consecutivo, precisamente desde que se inicio esta serie. Consiguió reducir el importe adeudado en cerca de 10 millones de euros durante el año pasado. En proceso de liquidación desde julio de 2017. En sus años de esplendor, Santamaría presidió la patronal madrileña de promotores Asprima.

2.Grupo Isolux Corsan (329,6 millones de euros)

Luis Delso condujo a este gigante de la construcción y la ingeniería a la ruina. Dejó la presidencia en 2015, cuando se dirigía al concurso de acreedores. El pasado 24 de agosto se inscribió la extinción de esta sociedad en el Registro Mercantil. En el último año incrementó la deuda fiscal en cerca de 14 millones de euros. En la lista de Hacienda también aparece Grupo Isolux Corsan Concesiones, en la decimoquinta posición, con una deuda de 54 millones de euros.

Delso figura entre los procesados por el caso Pujol, pero no es el único caso judicial que le persigue: un juzgado de Madrid investiga dos emisiones de bonos de Isolux Corsan en 2014 y la Fiscalía Anticorrupción va detrás del pago de supuestos sobornos a funcionarios argentinos de los gobiernos de Ernesto Kirchner y de su esposa Cristina Fernández para conseguir adjudicaciones.

3.Nozar (215,1 millones de euros)

La promotora de los hermanos Luis y Juan Carlos Nozaleda ha ascendido desde la decimoquinta posición que ocupó el año pasado a la tercera. En este breve período casi ha cuadriplicado la deuda con Hacienda: en el listado de 2019, la Agencia Tributaria le reclamaba 56,8 millones de euros, y en el de 2020, más de 215. Esta empresa sigue activa pese a encontrarse en concurso de acreedores desde 2008. Idealista informó a finales del año pasado que Nozar tiraba adelante 17 proyectos para construir 1.400 viviendas con las que esperaba obtener 550 millones de euros para pagar acreedores.

4.Aifos Arquitectura (98,9 millones de euros)

Esta promotora malagueña lideró durante años el negocio residencial en la Costa del Sol. Desde 2014 se encuentra en proceso de liquidación. Además de la deuda fiscal de Aifos, la Agencia Tributaria también reclama a sus dos principales accionistas a título individual, el matrimonio formado por Jesús Ruiz Casado y Teresa Maldonado. El primero aparece con una deuda de 15,5 millones de euros y segunda, con otra de 15,8 millones. Ruiz Casado acumula un largo historial judicial.

5.Grupo Prasa (97,7 millones de euros)

En su mejor momento, se situó en la quinta posición de las inmobiliarias españolas y ahora es la quinta empresa con una deuda fiscal más abultada. El año pasado entró en concurso voluntario de acreedores. Desde Córdoba, José Romero levantó un imperio del ladrillo que abarcó media España, Portugal -especialmente la costa del Algarbe-, Polonia y Rumania. Se introdujo en el sector de los geriátricos y, como colofón, se convirtió en el accionista mayoritario del Córdoba CF. Se vio salpicado en el caso Astapa, relacionado con acusaciones de corrupción en el Ayuntamiento de Estepona. Por cierto, Miguel Blesa se suicidó en un coto de caza de Sierra Morena propiedad de Prasa, a la que Caja Madrid concedió más de 400 millones de euros en créditos.

6.Servicios Esquerdo (97,3 millones de euros)

Este grupo madrileño cuadriplicó la deuda con Hacienda respecto al listado del año pasado al pasar de 22,7 a 93,3 millones de euros. Después de más de una década de dificultades, la empresa que hasta el pasado marzo presidió Ángeles Olivares entro en liquidación. Sus accionistas eran las familias Olivares y Barondo.

7.CFF 21 Negocios inmobiliarios (92,8 millones de euros)

Irrumpe por primera vez en el top ten de morosos. En listas anteriores siempre estaba más allá de la vigésima posición. Esta promotora madrileña tenía entre sus socios a Carlos Sánchez y Andrés Liétor, que aparecen en el sumario del caso Malaya, sobre corrupción en el Ayuntamiento de Marbella. Después de ser condenado a cuatro años y cuatro meses de cárcel, Liétor se fugó a Venezuela. El gobierno español consiguió su extradición en 2017. Sus abogados solicitaron el indulto.

8.Grupo Inversor Arenal 2000 (92 millones de euros)

Las empresas de Rafael Gómez Sánchez, más conocido por Sandokán, siempre aparecen en las listas de morosos con Hacienda. En esta ocasión, Grupo Inversor Arenal 2000 ocupa la octava posición con 92 millones de euros; Arenal 2001, el decimosegundo puesto, con 71,9 millones; y Arenal 2000, el decimotercero, con 64,9. En posiciones más alejadas están Arenal 2.000 de Inversiones, con 12 millones, y Grupo Inmobiliario Arenal 2000, con 3,7 millones. En conjunto, la deuda fiscal se incrementó en poco más de dos millones de euros respecto el año pasado. La mayoría de sus sociedades está en liquidación.

Gómez Sánchez fue joyero y uno de los grandes promotores españoles hasta que su imperio se desmoronó. Presidió el Córdoba FC y creó su propio partido político, la Unión Cordobesa, por el que salió elegido concejal en este Ayuntamiento. Fue condenado en el caso Malaya. Se le impuso una condena de cinco años de cárcel y una multa de 112 millones de euros. En marzo de 2019 obtuvo el tercer grado penitenciario.

9.Obras Nuevas de Edificación 2000 (86,3 millones de euros)

Francisco Hernando Contreras, conocido por Paco el Pocero, falleció en abril pasado a los 74 años a causa del coronavirus. Por primera vez desde 2008, la sociedad holding Grupo Francisco Hernando Contreras registró beneficios (133.000 euros) en 2019, pero eso no impidió que algunas de sus empresas siguiesen figurando en la lista de morosos.

Paco el Pocero es el promotor de El Quiñón, el barrio de Seseña (Toledo) donde proyectó 13.500 viviendas. Su construcción quedo a medias. En febrero pasado, la banca todavía sacó a subastó un lote de 142 pisos. En plena caída, contrató al televisivo Alfredo Urdaci para que le asesorase. Entonces ya se había desprendido de sus aviones y yates.

10.Organización Impulsora de Discapacitados (OID) (86,1 millones de euros)

Esta entidad, fundada por Dionisio González Otero, se dedica a la comercialización de productos de lotería. Es la única del top ten de morosos de este año que no está relacionada directamente con el ladrillo. En 2014, el Ministerio de Hacienda le impuso una sanción de 25 millones de euros por una “infracción muy grave” a la ley del juego. Se la acusó de imprimir, distribuir y comercializar “productos de lotería de carácter ilegal” por toda España “de forma ambulante y mediante un portal de internet”.