Trabajadores de RTVE abren una campaña contra Rosa María Mateo

Periodistas y otros trabajadores de RTVE exigen disculpas a Mateo por ningunear a la plantilla de la casa para justificar la externalización de programas

#DiscúlpateRosa es el lema que han elegido trabajadores de Radio Televisión Española (RTVE) para protestar contra las recientes declaraciones controvertidas de Rosa María Mateo, administradora única provisional del ente desde hace dos años y medio y sin que se resuelva aún el concurso para elegir un consejo de administración que la releve.

Para justificar ante la comisión mixta de control parlamentario de RTVE la creciente lista de programas parcialmente externalizados de la cadena pública, la veterana periodista dio a entender que en la casa no hay y “es imposible incorporar” a “profesionales con aptitudes acordes a los desafíos que afronta el periodismo en el siglo XXI y que además conozcan las herramientas necesarias”.

Así lo dijo Mateo en el Senado el pasado jueves, y desde entonces las críticas no han cesado; lo contrario, se han multiplicado. El Sindicato Independiente censuró las declaraciones de la jefa de RTVE el viernes y este lunes se han manifestado al respecto otras dos centrales: CCOO y USO, que también han demandado que pida disculpas a los trabajadores de la corporación.

El periodista Jesús Cintora conduce 'Las cosas claras' en La 1 de TVE el 17 de noviembre de 2020. El espacio ha creado un cisma en RTVE por ser un informativo en parte externalizada | RTVE

El periodista Jesús Cintora conduce ‘Las cosas claras’ en La 1 de TVE

Cabe recordar que, aunque hay varias producciones externalizadas en RTVE desde hace años y que en los últimos meses se han estrenado más espacios bajo la modalidad de coproducción, el cisma en la plantilla (principalmente entre los sindicatos y la dirección) ha alcanzado nuevos máximos con el debut de Las cosas claras, el programa de Jesús Cintora en que el ente colabora con Lacoproductora.

Justamente ha sido tras preguntas sobre la externalización de ese programa informativo que Mateo ha aprovechado para argumentar la contratación de productoras externas para producir espacios informativos. Dijo, por ejemplo, que Cintora usa una verificadora de datos externa y no Verifica RTVE porque los verificadores de la corporación son muy pocos y tienen muchísima carga laboral.

Para Mateo, en todo caso, nada de esto supone infligir el mandato marco de RTVE —que veta la externalización de informativos— porque el programa de Cintora es de “infoentretenimiento”, dado que a su parecer en Las cosas claras es más el contenido de entretenimiento que el informativo.

“Lo que ha dicho Rosa María Mateo es intolerable”

Al margen de los sindicatos, trabajadores de RTVE han expresado en las redes sociales su descontento. Por ejemplo, Nacho Marimón, a quien Enric Hernández —director de actualidad e información del ente, y señalado como el principal promotor de las externalizaciones— fichó como jefe de centros territoriales y que dimitió cinco días después tras difundirse un vídeo comprometedor suyo— ha pedido incluso la dimisión de Mateo.

Marimón ha transmitido “decepción” de “aquellos en los que creíste” en una serie de mensajes en Twitter al respecto de las declaraciones de Mateo. La periodista de La 2, Gemma Soriano, se ha mostrado “profundamente” ofendida y afectada por las palabras de Mateo. “Con ellas muestra que desprecia a tanta gente de RTVE con talento, ideas y proyectos presentados y arrinconados porque ‘si externalizas no pagas horas’ “.

Y así hay decenas de mensajes en Twitter que exigen una rectificación por parte de la administradora única y que además desmienten que en RTVE no haya trabajadores con las “aptitudes” que exige el periodismo del siglo XXI, señalando que lo que sobra en la casa es la voluntad de ayudar a productoras privadas presuntamente “amigas” de los directivos de la televisión pública.

“Lo que ha dicho Rosa María Mateo sobre la profesionalidad de la casa es intolerable”, ha reprochado la periodista de La 1, Clara Rivas. “La excusa siempre es que los de dentro no sabemos trabajar”, ha comentado Chus Álvarez, redactora de TVE. “Es una vergüenza que Rosa María Mateo continúe en el cargo un segundo más tras desacreditar a la plantilla de RTVE”, ha dicho el editor de Canal 24 Horas, Carlos Suárez.

La corresponsal de TVE en Bogotá, Beatriz Viaño, ha lamentado que “llevamos años viendo cómo se infravalora y desprecia al personal de la casa frente al externo, pero a la hora de la verdad los resultados de fuera son muchas veces pésimos e hipotecan los presupuestos destinados a producción propia”. “Fácil culpar a los de abajo que nos esforzamos cada día más por hacer bien nuestro trabajo en condiciones peores”, ha añadido.

La redactora del telediario de TVE, Ana Romero, ha afeado a Mateo que insultase en lugar de defender a “una plantilla con talento de todas las edades”. “Es insoportable que nuestros jefes nos desprecien constantemente con actitudes, con hechos y ahora también con palabras”, ha señalado su compañera, Irma García Frigenti. “No saben qué perfiles tienen, no les interesa. Es mejor contratar fuera. Pero esto lleva pasando años”, ha añadido.

Rosa María Mateo debe rectificar, según los sindicatos

Los sindicatos no se han quedado atrás, en su mayoría. CCOO ha sido muy tajante con la jefa de RTVE: “Señora Mateo, si hacía falta un colofón que ratificara el desastre de lo que está siendo su gestión al frente de la Corporación RTVE, este llegó el pasado jueves”, ha criticado este lunes la central. “Las palabras que usted profirió, y que por otros fueron escritas, son un ejemplo, otro más, de su nula capacidad para gestionar la empresa”.

El sindicato también ha exigido disculpas de Mateo a los trabajadores y ha dicho que las declaraciones de Mateo son reflejo de “un gran problema” que tienen los directivos de TVE. “Una persona de 78 años, rodeada de directivos cercanos a los 60 años, justifica la contratación de productoras externas y de profesionales ‘con determinados perfiles’ porque (…) ‘la media de edad de los trabajadores de la corporación roza los 55 años’ “.

De igual forma, USO se ha hecho eco del “gran malestar” creado en la plantilla por Mateo y ha demandado “una rectificación clara y contundente” a realizarse “en el seno de la comisión mixta, para que así quede reflejado en el acta correspondiente”. “Por otra parte, algo tendrá que decir de la gestión de recursos humanos si no es capaz de encontrar entre más de 1.800 compañeros informadores a 25 que reúnan unas condiciones tan peculiares y específicas”.

En términos similares se expresó el Sindicato Independiente (SI) el pasado viernes. “No podemos más que exigirle que se retracte por el desprecio que ha mostrado hacia los profesionales de RTVE”, dijo esa central, añadiendo: “Sentimos vergüenza por sus declaraciones”.

SI, USO, UGT y CGT han denunciado ante la justicia la externalización de Las cosas claras; CCOO se ha desmarcado pidiendo que se denuncien todas las externalizaciones.