Las tres preguntas que lanza Puigdemont al CNI por el caso Pegasus

Para el expresident, una democracia "no espía a disidentes políticos, aunque su victoria comporte cambios profundos"

GRAFCAT6047. RIBESALTES (FRANCIA), 08/04/2022.- El expresidente catalán Carles Puigdemont ha nombrado este viernes a los miembros del gobierno del Consejo por la República, en el que mantiene a quienes han sido hasta ahora sus colaboradores, como el exconseller Antoni Comín o la diputada de JxCat Aurora Madaula, además del cantautor Lluís Llach. EFE/David Borrat.

El expresidente catalán Carles Puigdemont presenta a los miembros del gobierno del Consejo por la República. EFE/David Borrat.

No hay día que Carles Puigdemont no exprese en Twitter su enfado por el caso Pegasus. En esta ocasión el líder independentista ha cargado contra el Tribunal Supremo por autorizar el espionaje a 18 dirigentes catalanes que. Este viernes El Mundo ha publicado el motivo por el que el CNI recibió la autorización judicial para intervenir los teléfonos: frenar un intento de atentar contra la unidad del estado.

Pero el president huido, como era de esperar, no da crédito. «Porque… ¿han intentado hacer un referéndum y trabajar para ganarlo? ¿Han tratado de respetar lo que el pueblo de Cataluña les pide a través de su Parlamento y de sus representantes democráticos? ¿O en su lógica sólo entran acciones represivas y criminalizadoras?», se ha preguntado a través de su cuenta personal.

Para Puigdemont, una democracia «no espía a disidentes políticos, aunque su victoria comporte cambios profundos». «El Tribunal Constitucional sostiene que el independentismo es una opción legítima; pero el Gobierno considera que es necesario espiar para evitar esta opción legítima», ha apuntado.

Puigdemont carga contra España por ser «antidemocrática»

En su opinión, España ha renunciado a dar argumentos y ha optado por «la comodidad que le proporciona la maquinaria oculta y sin control de que dispone el Estado en lugar de esforzarse en entender la posición de la mayoría de los catalanes», ha criticado el president. Y ha añadido: «El Estatut es una prueba de ello».

Finalmente, Puigdemont ha indicado que impedir un proyecto democrático, «por más rompedor que sea» debe realizarse a través de las herramientas de la democracia. «Ganando elecciones o referendos. Todo lo demás son actitudes incompatibles con la democracia», ha concluido.