Twitter censura a Vox por un comentario a Adriana Lastra

Twitter cerró la cuenta oficial de Vox por un comentario en el que afirmaron que, con dinero público, el Gobierno promueve la pederastia

Twitter cerró temporalmente la cuenta oficial de Vox porque supuestamente incumplió las reglas que prohíben las conductas de incitación al odio en esta red social. El motivo fue un comentario dirigido a la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, que previamente había acusado al partido de Santiago Abascal de defender “ideas retrógradas” por el PIN parental.

La sanción a la cuenta oficial de Vox duró un día. Durante este tiempo, se les impidió que pudiera difundir mensajes e, incluso, el uso de la función “me gusta”. No obstante, podían navegar y enviar mensajes directos a sus seguidores. Recientemente, Facebook también bloqueó una fake news de Vox.

El pasado sábado, Lastra escribió en Twitter que Vox “no soporta al colectivo LGTBI, no soportan el matrimonio entre personas del mismo sexo, no soportan la igualdad entre mujeres y hombres, no soportan que sus ideas retrógradas no sean las de toda la sociedad. Que no lo llamen libertad, es odio”.

Como réplica, desde la cuenta de Vox se indicó a Lastra que “lo que no soportamos es que os metáis en nuestra casa y nos digáis como tenemos que vivir y como tenemos que educar a nuestros hijos. Y menos aún que con dinero público promováis la pederastia”.

El responsable de comunicación de Vox y diputado por Toledo, Manuel Mariscal, atribuye la “censura” que les impuso Twitter a este último comentario.

A preguntas de Vox sobre el motivo de la sanción, Twitter les indicó que prohíben dirigir a las personas contenido destinado a incitar al miedo” así como “difundir estereotipos de temor sobre una categoría protegida”. No se aclaró el significado de “categoría protegida”.

Según relata Mariscal en la red social, Twitter les advirtió de que estaba recibiendo denuncias del tuit aunque reconocieron que “no pudimos identificar ningún incumplimiento de las reglas de Twitter”. También les indicó que, si eliminaban el tuit, recuperarían todas las funciones de la cuenta.

Vox se negó a eliminar el comentario. Mariscal argumenta que Vox es la tercera fuerza política en España y que representa a más de 3,6 millones de votantes.

Vox exigió a Twitter, a través de la propia red social, que explique públicamente “por qué impide a un partido político español ejercer su derecho a la libertad de expresión (recogido en nuestra Constitución) y por qué mantiene cerrada su cuenta”.