Un ayuntamiento de ERC promueve juegos pornográficos para niños y niñas de 11 años

En Vilassar de Mar, los menores debían imitar posturas sexuales y poner un preservativo en un plátano con la boca

Imagen de una de las actividades sexuales / Ajuntament de Vilassar de Mar

Polémica en Vilassar de Mar, una población cercana a Barcelona y comandada por Esquerra Republicana desde su ayuntamiento, por una gincana con juegos sexuales. Según ha avanzado La Vanguardia, jóvenes de 11 a 13 años han participado en actividades, promovidas por la concejalía de Juventud, como imitar posturas sexuales, modular un pene con plastilina o colocar un preservativo con la boca en un plátano

Un grupo de padres se plantea llevar el Ayuntamiento de Vilassar de Mar a la Fiscalía de Menores. Los progenitores alegan que en la publicidad de las actividades no se hacía mención de los citados juegos sexuales. La posible denuncia también puede recoger un presunto delito de difusión de imágenes de menores sin autorización.

La oposición ya se ha movilizado para pedir explicaciones al gobierno municipal de ERC. La sección local de Junts per Catalunya considera que se trata de un caso “de violencia sexual perpetrado por el consistorio a niñas de 12 años”. En esta línea, los junteros han pedido la comparecencia pública de la regidora competente y la alcaldesa. 

El Ayuntamiento defiende la actividad “por qué interesa a los jóvenes”

El Ayuntamiento de Vilassar de Mar ha emitido un comunicado para fijar su posición en el polémico caso. El consistorio informa que los juegos sexuales se han vehiculado desde el consejo de adolescentes “por qué es un tema que interesa mucho a los jóvenes y tienen pocos espacios dónde hablar”. 

El gobierno republicano asegura que han detectado cómo “los adolescentes de 11,12,13 años miran contenido pornográfico y se construyen una imagen de la sexualidad a partir del porno”. Por esa razón, el departamento municipal de Juventud quiere “romper con esa dinámica y que compartan estos temas con personas adultas”.

Avatar