Von der Leyen ensalza a Feijóo en medio del debate por el gravamen a las energéticas

La presidenta de la Comisión Europea y miembro del Partido Popular Europeo ha intervenido este sábado en la Unión Interparlamentaria del PP para respaldar la experiencia y previsión de Feijóo

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, saluda a simpatizantes a su llegada a la primera jornada de la 25 reunión Interparlamentaria del PP este sábado en Toledo. EFE/Ismael Herrero.

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, saluda a simpatizantes. EFE/Ismael Herrero.

El PP quiere reforzar su perfil europeo y, de paso, quitar peso a la percepción de buena sintonía entre la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Por ello, la presidenta de la Comisión Europea y miembro del Partido Popular Europeo (PPE), ha intervenido este sábado a través de una grabación en la inauguración de la 25ª edición de la Unión Interparlamentaria del PP para respaldar al presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo.

«Quiero saludar especialmente a mi querido amigo Alberto», y ha continuado: «es bueno, en una situación difícil, saber que contamos con dirigentes tan experimentados y previsores en nuestras filas» que «entienden la economía y las necesidades de nuestros ciudadanos», ha dicho refiriéndose al PP español y, en concreto, a Feijóo.

En esta línea, ha recordado, con una sonrisa, la «larga conversación» que mantuvo con Feijóo en el Congreso del Partido Popular Europeo en Rotterdam antes del verano, donde ha detallado que hablaron de «la difícil situación de la economía en España y en Europa». Ha deseado además a los asistentes al encuentro «un debate muy productivo» y espera «discutir vuestras conclusiones y propuestas» pronto.

«Aliviar la carga» de las empresas

La política ha centrado su discurso en el apoyo a las empresas, sin mencionar el impuesto a las energéticas que plantea la Comisión con ella a la cabeza ni el resto de medidas para intervenir el mercado eléctrico.

Von der Leyen ha incidido en la necesidad de actuar con rapidez ante la situación de crisis provocada primero por la covid y, después, por la invasión rusa de Ucrania y, a la vez, preservar «los principios del mercado que han traído décadas de prosperidad y seguridad de suministro a nuestro continente».

La política ha defendido que «ninguna familia política puede estar más a la altura» que el PPE para establecer «este equilibrio entre economía de mercado y responsabilidad para los ciudadanos trabajadores».

«No solo los pequeños hogares están sufriendo las subidas de las facturas, también están sufriendo decenas de miles de empresas que constituyen la columna vertebral de nuestra economía y nuestro mercado interior», ha argumentado Von der Leyen. Por lo que ha urgido a «encontrar nuevas e inteligentes fórmulas» para «aliviar la carga sobre los hombros de las empresas que proporcionan salarios y puestos de trabajo a las personas.» «Necesitan aire para respirar y lo necesitan ahora», ha sentenciado.

Impuestos a los «beneficios extraordinarios» en Europa y en España

La intervención de Von der Leyen se produce en medio del debate en torno a la aprobación de gravámenes a las energéticas, tanto en España como en Europa. La propuesta de la Comisión Europea, que es la que respalda el PP, plantea una tasa del 33% para gravar los beneficios extraordinarios de las empresas de combustibles fósiles y limitar los ingresos de las empresas que producen energía a bajo coste, como son las renovables y la nuclear.

El PP justificó esta semana su voto en contra a la proposición de ley del Gobierno para establecer un impuesto a los «beneficios extraordinarios» de la banca y de las energéticas por considerarlo un impuesto no finalista y por gravar los ingresos en vez de los beneficios extraordinarios, como propone la Comisión Europea. Defendió además que el PP apoyará el impuesto a las energéticas si el Gobierno lo adapta al de Bruselas y elimina el impuesto a la banca.

Por su parte, el Ejecutivo acusó a los populares de asumir “el programa de las eléctricas” y de defender los intereses de “los poderosos”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo además que el PP español es una «anomalía ibérica» porque en España vota «lo contrario» que defiende su partido en Bruselas y «se alinea con las eléctricas».