Yolanda Díaz ultima una subida del SMI de hasta el 8,2% con las reticencias de Calviño

La vicepresidenta segunda propone un incremento del salario mínimo de entre el 7% y el 8,2%

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante el diálogo organizado por la plataforma Jóvenes, Empleo y Futuro este lunes en Madrid. EFE/ Rodrigo Jimenez

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante el diálogo organizado por la plataforma Jóvenes, Empleo y Futuro este lunes en Madrid. EFE/ Rodrigo Jimenez

La nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) llegará en los próximos días. Yolanda Díaz convocará a los agentes sociales entre esta semana y la que viene. Pero, de momento, no hay acuerdo cerrado. La propuesta de la vicepresidenta segunda pasa por un incremento de entre el 7% y el 8,2%, lo que supondría elevar los sueldos hasta los 1.046 euros o, en el mejor de los casos, 1.082 euros brutos mensuales en 14 pagas. Esta última opción coincide con la proposición del informe del comité de expertos del Ministerio de Trabajo, pero queda lejos de los 1.100 euros que exigen los sindicatos.

«Soy partidaria de dirigir la mirada hacia el tramo alto de ese comité», ha asegurado la ministra en declaraciones a los medios este lunes a su llegada un acto de Ayuda en Acción. “Es la mejor medida y la más eficaz para combatir la pobreza laboral”, ha asegurado. Sin embargo, fuentes cercanas a la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, aseguran a Economía Digital que la subida tiene que respetar la creación de empleo a la vez que «se siga recuperando la capacidad adquisitiva de los salarios en España.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, atiende a la prensa durante el diálogo organizado por la plataforma Jóvenes, Empleo y Futuro este lunes en Madrid. EFE/ Rodrigo Jimenez
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, atiende a la prensa durante el diálogo organizado por la plataforma Jóvenes, Empleo y Futuro este lunes en Madrid. EFE/ Rodrigo Jimenez

Por el momento, a falta de que haya acuerdo tanto entre el ministerio de Trabajo y el de Economía, el Gobierno de Pedro Sánchez ha prorrogado el SMI de 2022, que son 1.000 euros brutos en 14 pagas. El Ejecutivo no está obligado a pactar la subida del SMI con los sindicatos y la patronal, pero sí a realizar consultas. De hecho, la legislación no obliga ni a que dichas consultas sean por medio de una reunión formal, aunque desde el entorno de Díaz aseguran a este periódico que sí habrá reunión con los sindicatos.

“Es la mejor medida y la más eficaz para combatir la pobreza laboral”

Yolanda Díaz

El objetivo del Ejecutivo es que el salario mínimo suponga al menos el 60% de salario medio de los españoles, un compromiso del Gobierno, que prometió cumplir con la Carta Social Europea. Una vez que se apruebe esta subida, tendrá carácter retroactivo desde el 1 de enero.

El dardo de Garamendi a Díaz

También el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, se ha pronunciado sobre el salario mínimo interprofesional, para el que su organización propone un incremento del 4%, y ha lanzado un dardo a la ministra Yolanda Díaz. «Trabajo debería saber lo que es una empresa, eso para empezar», ha apostillado el líder de los empresarios  en declaraciones a los medios en Zaragoza con motivo de su participación en una jornada sobre la economía circular en Aragón

«Trabajo debería saber lo que es una empresa, eso para empezar»

«Nos vamos a encontrar con soluciones mágicas que quedan muy bien -por ser año electoral, ha dicho- pero la sostenibilidad también es la económica», ha subrayado Garamendi, según declaraciones recogidas por Efe. El presidente de la CEOE ha advertido de que si el Gobierno sube el SMI sin tener en cuenta la situación de la agricultura y los contratos afectos a las administraciones «estará haciendo un flaco favor a España».

Además, Garamendi ha alertado sobre la «paradoja» de que muchas empresas con contratos públicos han tenido que subir el SMI el 35 %, como empresas de limpieza o de comedores escolares, sin que la administración les equilibre esa parte y sin posibilidad de salirse del contrato mientras no haya concurso público.