El Tesla Model X es uno de los coches que tienen la función del "modo enrollarse" con piloto automático. Foto: Tesla

A Tesla le crecen los enanos también en Noruega

stop

Los noruegos han comenzado a quejarse por la lentitud de los servicios posventa de Tesla y por la falta de repuestos y de puntos de recarga

Madrid, 24 de julio de 2018 (12:42 CET)

A finales del año pasado Tesla vendió más de 3000 vehículos en Noruega, en el último trimestre del años 2017, situándose entre los vehículos más vendidos en aquel país por encima incluso de popular Volkswagen Golf, según Electrek.

A pesar de estas buenas cifras, o precisamente debido a ellas, existe un desencanto creciente con Tesla en Noruega. Según Bloomberg los noruegos han comenzando a "revelarse" contra Tesla. El problema es que a medida que el fabricante de automóviles coloca más unidades en el mercado noruego el servicio posventa empieza a presentar problemas.

En Noruega hay más de 26.000 vehículos de Tesla y solo 11 talleres.

"Los clientes han comenzado a quejarse de que la red de concesionarios y los talleres no son capaces de seguir el ritmo", dicen en Bloomberg, y los tiempos de espera de piezas y reparaciones de hasta cinco meses están llevando a clientes a plantearse vender su Tesla tras apenas un par de años de uso.

Elon Musk reconocía en Twitter que "los noruegos tienen razón al estar molestos con Tesla. Estamos teniendo problemas para ampliar nuestras puntos de servicio, especialmente en Oslo." En el mismo tuit Elon asegura que muchos de los problemas "se podría resolver rápidamente con furgonetas de servicio móvil" pero todavía están a la esperar de recibir los permisos necesarios.

Aunque el ‘caso noruego’ es el primero de este tipo que experimenta Tesla es más que probable que el mismo problema empiece a replicarse en otros mercados, especialmente con la llegada del Tesla Model 3 que está incrementando rápidamente la flota de vehículos Tesla en numerosos mercados.

Este factor puede ser determinante para el futuro de Tesla especialmente ahora que fabricantes como Jaguar Land Rover, con el Jaguar I-Pace, empiezan a ofrecer vehículos equivalentes en precio, prestaciones y autonomía, pero respaldados por una red de concesionarios y puntos de servicios más extensa.

Puntos de recarga para coches eléctricos saturados

También sucede que el rápido aumento en el número de coches eléctricos —que en Noruega los coches eléctricos suponen más del 50% de los vehículos nuevos algunos meses— está provocando ‘escasez de enchufes.’

Este otro problema se ha convertido en la segunda razón más citada para no comprar un coche eléctrico, según Bloomberg, y supone que muchos usuarios de coches eléctricos del país tienen que hacer cola para poder utilizar los puntos de recarga.

Hemeroteca

Tesla Elon Musk
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad