Alemania señala a Zuckerberg por dar cabida al racismo en Facebook

stop

Varios abogados germanos han presentado una querella criminal contra los directivos de la compañía por incumplir las leyes que penalizan los mensajes y contenidos xenófobos en la red

Economía Digital

El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, en el Congreso Mundial de Móviles (Barcelona) / EFE
El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, en el Congreso Mundial de Móviles (Barcelona) / EFE

Barcelona, 08 de marzo de 2016 (14:01 CET)

Facebook tiene un grave problema en Alemania. El auge de movimientos xenófobos, al calor de la crisis de refugiados que vive Europa, ha hecho crecer como la espuma los mensajes de contenido racista en las redes sociales. Una realidad ante la que la compañía que dirige Mark Zuckerberg no está respondiendo como debería.

Así piensan varios abogados alemanes que han presentado una querella criminal contra los directivos de la multinacional estadounidense, por saltarse las leyes alemanas contra el discurso del odio.

En la denuncia, por la que se pide una multa de 163 millones de euros, se incluyen pruebas de cómo Facebook ha estado incumpliendo reiteradamente su promesa de retirar, en menos de 24 horas, las publicaciones y comentarios xenófobos.

Tardanza en despublicar

En la tabla inferior, elaborada por el portal Quartz a partir de los datos recopilados por los denunciantes, se observa cómo los contenidos retirados en este plazo, o al menos en los diez días siguientes a su publicación, son una minoría. Del total de 300 posts señalados como inapropiados y recogidos en el informe, hasta 38 de ellos se han mantenido durante cien días o más en la plataforma.



En una reciente visita a Alemania, el propio Zuckerberg trató de calmar los ánimos de autoridades y sociedad civil, refiriéndose a los migrantes como una de las minorías que deben ser protegidas ante el discurso del odio, también en internet.  

Plazo de un día

En diciembre pasado, el Gobierno de Angela Merkel anunció un acuerdo con Facebook, Google y Twitter para eliminar los contenidos racistas de sus plataformas en un plazo máximo de un día. "Cuando los límites de la libertad de expresión se traspasan, cuando se trata de expresiones criminales, de sedición o una incitación a cometer delitos, este contenido debe ser eliminado", proclamó entonces Heiko Maas, ministro alemán de Justicia.

1 millón de denuncias

Con el ánimo de aplacar la polémica, Zuckerberg anunció durante su visita a tierras germanas que su compañía había contratado conjuntamente con las autoridades locales a 200 personas para vigilar los contenidos de su web.

Una cifra, sin embargo, que no parece suficiente para acabar con este problema. Citando fuentes de Facebook, Chan-jo Jun, uno de los abogados autores de la querella, asegura que Facebook recibe diariamente en torno a un millón de denuncias por contenido inapropiado en su plataforma.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad