En la imagen Tim Cook, CEO de Apple, en 2018. Fotografía: Apple
stop

Las ventas del iPhone caen más del 15% este semestre, pero la facturación por servicios incrementa un 17%, salvando a Apple de un cataclismo

Barcelona, 01 de mayo de 2019 (12:22 CET)

El declive del iPhone se acentúa una vez más en los resultados de Apple. Las ventas del smartphone cayeron un 15,8% en el primer semestre financiero de la multinacional estadounidense, con respecto al mismo periodo de 2018, pero la apuesta por los servicios ha sido oportuna, con resultados récord amén de un crecimiento del 17,6% en este segmento.

La facturación por servicios alcanzó los 22.325 millones de dólares (en torno a 19.865 millones de euros), algo nunca antes visto en los resultados de la tecnológica. Precisamente, Apple certificó su giro hacia los servicios durante este semestre, en mazo, con una remozada batería de suscripciones que ahora abarcan TV, videojuegos, noticias y banca.

El iPhone sigue siendo la principal fuente de ingresos para la compañía con sede en Cupertino. Su gama de móviles representó el 58,3% de los ingresos (es decir, casi 74.000 millones de euros), pero los servicios ya son su segundo segmento de facturación. El 9% de los ingresos vino de ordenadores Mac, el 8,7% de los wearables y el 8,2% del iPad.

El total de ingresos durante los primeros seis meses del año fiscal 2019 de Apple fue de 127.000 millones de euros (en torno a 142.325 millones de dólares), con beneficios de unos 28.000 millones. Es un 4,75% menos que hace un año. La saturación del sector de los móviles y la desaceleración en China siguen siendo los responsables de lastrar las cuentas.

La apuesta de Apple: más servicios, menos hardware

La agonía del iPhone no es pasajera. Lo confirman los datos del segundo trimestre del año fiscal, en el que las ventas del smartphone cayeron hasta el 17%, lo que indica que la tendencia no se estabiliza. Pero Apple parece haber encontrado una solución a la sangría de ingresos, y sus ejecutivos transmitieron cierta tranquilidad a la hora de presentar resultados.

Tim Cook dejó claro que los servicios son ahora el axioma del futuro de la tecnológica. Con 1.400 millones de dispositivos activos en todo el mundo, Apple ve que ha llegado el momento de enfocarse menos en el hardware y más en cómo rentabilizar aún más su presencia ventajosa en el mercado de servicios digitales de suscripciones y demás.

Cook hizo hincapié en "la fuerza" de esos cientos de millones de dispositivos activos, que ya empieza a dar réditos con el lanzamiento o anuncio de servicios por suscripción como TV+TV ChannelsNews+, Arcade y la tarjeta Apple Card. La plataforma de streaming de TV, series y películas es un evidente rival para Netflix y similares, por esa misma "fuerza".

Este giro hacia los servicios, y el anuncio de una operación de recompra de acciones (con un valor de 75.000 millones de dólares, y un dividendo de 77 centavos por título que se pagará el 16 de mayo), auspiciaron un leve impulso en bolsa para Apple, pese a que los resultados son aparentemente negativos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad