Apple aupa en España la privacidad de iPhone (y no convence). Foto: Apple
stop

Apple continúa con su campaña para venderse como la "tecnológica buena" frente a Facebook y Google, ahora con un comercial dirigido a los españoles

Barcelona, 06 de abril de 2019 (04:55 CET)

La campaña de Apple para presentarse como la tecnológica más respetuosa de la privacidad en internet continúa, siempre con el iPhone como protagonista. Ahora, la empresa trae a España su nueva apuesta publicitaria, con un anuncio que toma lugar en el que aparenta ser uno de los tradicionales bares de la península y que concluye con la aseveración de que su smartphone es sinónimo de "privacidad".

Dos amigos o socios evidentemente en la recta final de la hora de la comida, ya con los platos vacíos y tras los últimos sorbos de café, están teniendo una acalorada discusión que solo se detiene por unos segundos cuando la camarera se acerca para despejar la mesa, consciente de que la comilona ha acabado. Cuando la camarera se aleja, los actores retoman la discusión con el mismo tono que antes.

Para el director del comercial, esta es una analogía perfecta de lo que iPhone representa en el panorama de la privacidad en internet, en un momento en el que multinacionales del sector tecnológico –principalmente Facebook y Google– son acusadas de lucrar con la información personal de los usuarios y velar lo mínimo por la protección de la intimidad de los consumidores.

"Si la privacidad es importante en tu vida, también debería serlo en tu teléfono", lee un texto que se yuxtapone sobre el vídeo. "Privacidad. Esto es el iPhone", finaliza el mensaje. Apple impulsa el anuncio en Twitter y lo dirige a usuarios en España, como parte de una campaña mundial que tira de la misma estrategia para intentar desvincularse de la mala fama que ha cogido Silicon Valley alrededor de este asunto.

La publicidad se puede ver en este enlace.

Apple insiste en decir que "lo que pasa en el iPhone se queda en el iPhone"

El fabricante del iPhone estrenó su más reciente campaña publicitaria a mediados de marzo, con un primer anuncio en el que decía que "si la privacidad importa en tu vida, debería importarte el móvil en el que está tu vida". El comercial era una sutil e indirecta crítica a rivales como Google y Facebook, pero también es cierto que llegó apenas mes y medio después del último escándalo de privacidad de Apple.

Nada más empezar febrero y Apple estaba bajo mucha presión por un error en las videollamadas de Facetime que convertía un iPhone o iPad en un sistema de escucha. Apple admitió el problema y anunció una actualización de seguridad. Este agujero de seguridad de Facetime sorprendió a clientes y analistas, dado que Apple se enteró después de que miles de personas reclamaron en las redes sociales.

Algunos han opinado que esta estrategia es riesgosa para Apple, que, como dijo Kate Fazzini en CNBC, está "a una sola violación de privacidad en iCloud" para que el público general piense sobre ella lo que ya piensa sobre Facebook: que la privacidad es moneda de cambio. Hasta que algo así suceda, si es que sucede, Apple seguirá diciendo que "lo que pasa en el iPhone se queda en el iPhone".

Sí que es cierto que, entre las grandes tecnológicas, Apple es la que mejor parada sale en asuntos de privacidad en internet, pero esto puede deberse en gran parte a que su negocio depende de la venta de dispositivos y ordenadores (y ahora también servicios), a diferencia de las redes sociales o Google (que también controla Android), que necesariamente tienen que vender publicidad para sobrevivir.

Los usuarios, a Apple: "No somos tan ingenuos"

No deja de ser curioso que la tecnológica gaste tanto dinero para recordarle al mundo que es la buena de Silicon Valley. Y el mensaje muchas veces no cala, como demuestra la mayoría de las respuestas al anuncio de Apple en España, que no convence a los consumidores, ya sea por escepticismo respecto a su protección de la privacidad o simplemente por los precios usuales del iPhone (más caros que la media, sin duda).

"Buen intento, pero no somos tan ingenuos", respondió un usuario. "Eso no es escusa para vendernos un móvil de 400 euros a 1.500 euros", dijo otro. "¿Ya solucionaron lo del Facetime?", preguntó uno, entre emojis de risa. "Me parece, Apple, que los comentarios dejan muy claro que se os ve el plumero a kilómetros. Cada vez engañáis a menos idiotas", concluyó otro. Y así el grueso de los comentarios...

En resumen, "mi privacidad es importante, pero también es importante mi bolsillo", como dijo uno de los tantos usuarios de Twitter que reaccionaron al comercial de Apple.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad