Un consumidor de los auriculares inalámbricos Airpods. Foto: Apple

Apple se frota las manos con los AirPods: crea y domina el sector

stop

Todo lo que Apple mata se convierte en un nuevo negocio: quitar el conector de los auriculares del iPhone también fue una jugada maestra

Barcelona, 11 de diciembre de 2019 (04:55 CET)

Apple tiene tatuado en el pecho el refrán "el que ríe el último ríe mejor". Cuando anunció que se desharía del conector de los auriculares del iPhone, llovieron críticas y burlas, pero pocos recordaron que el mercado ya le había dado la razón con muchas otras decisiones que en su momento parecían descabelladas. Tres años después, los AirPods (sus auriculares bluetooth de más de 170 euros) abanderan una categoría de consumo que la misma tecnológica engendró.

"Hearables" es la nomenclatura de la nueva categoría de dispositivos inteligentes que nació en gran parte gracias a la polémica decisión de Apple de apostar por los auriculares inalámbricos en 2016. Los "hearables" se enmarcan dentro de los "wearables", cuyo actor principal sin duda es el reloj inteligente, un sector que el Apple Watch también domina. En el tercer trimestre de 2019, las ventas de los wearables tuvieron un alucinante incremento interanual del 94,6%.

La consultora IDC ha publicado esta semana su valoración de la evolución del mercado de wearables entre julio y septiembre, y ha explicado que gran parte del crecimiento del sector ha sido impulsado por los nuevos productos del mercado de "hearables". Los auriculares inalámbricos representaron casi la mitad de las ventas de wearables en el tercer trimestre, por encima de las pulseras y los smartwatches, según datos de la referida empresa.

Las ventas mundiales de wearables en el tercer trimestre fueron por 84,5 millones de unidades, de las que 40,7 millones eran de "hearables". En el sector en general, Apple fue líder con casi 30 millones de unidades vendidas, para una cuota de mercado del 35%, frente al 23% que tenía hace un año. Xiaomi, Samsung, Huawei y Fitbit son los otros fabricantes más exitosos, pero con cifras muy distantes, entre 3,5 y 12 millones de unidades vendidas en el trimestre.

"Los 'hearables' se han convertido en el nuevo producto de referencia para el mercado de wearables", dijo el director de investigación de wearables de IDC, Ramon T. Llamas. "Esto comenzó con múltiples proveedores quitando el conector para auriculares de sus teléfonos inteligentes, impulsando el movimiento hacia auriculares inalámbricos, y continuó con los hearables que incorporan características adicionales que aumentan o amplían la experiencia de audio", añadió.

Llamas ha explicado que los "hearables" se han diversificado en estos tres años y ahora van desde "auriculares verdaderamente inalámbricos hasta auriculares para colocar sobre las orejas, que atraen a una amplia base de preferencias de usuario de auriculares".

Apple vuelve a tener razón

Para disgusto de sus críticos, Apple ha corrido otra vez con suerte. Eliminar el conector de los auriculares del iPhone parecía tonto al principio, pero ahora se ha convertido en una gran baza para su negocio, que de hecho necesitaba nuevos medios de ingresos ante la crisis de ventas de los smartphones, que afectó a la multinacional estadounidense. Recuerda, por ejemplo, a su decisión de eliminar el disquete en los ordenadores Mac a finales del siglo pasado.

En la década anterior, Apple también protagonizó controversias por despojar los portátiles Macbook del lector de CD/DVD que era elemental en los ordenadores en aquella época, en la que el streaming no era todo lo que es hoy. También, en 2007, fue uno de los primeros fabricantes en eliminar el teclado de sus móviles e incorporar uno táctil, ahora estándar en el sector en gran parte gracias a la capacidad de Apple de crear nichos de mercado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad