Apple Store en Hangzhou, China. Fotografía: Yue Iris

Apple vende en China un 60% menos de móviles iPhone

stop

En enero Apple vendió en China unos dos millones de móviles iPhone. En febrero no superó el medio millón, un 60% menos que en febrero del año anterior

Madrid, 09 de marzo de 2020 (16:24 CET)

En medio del brote epidémico los fabricantes de móviles han visto reducidas las cifras de ventas a menos del a mitad. Si en febrero de 2019 se vendieron un total de 14 millones de móviles en el país, el pasado mes de febrero la cifra se quedó en 6,34 millones. Un 54,7% menos, según datos gubernamentales chinos citados por Reuters.

En concreto los datos proceden de la Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información (MIIT). 

En el caso de Apple el organismo cifra en unos 494.000 el número de iPhone vendidos, lo que supone un 60% menos de los 1,27 millones de iPhones vendidos en el mismo mes hace un año. Un mes antes, en enero, habían sido algo más de dos millones.

Apple ya había anticipado que el brote epidémico tendría un importante impacto en sus previsiones para el primer trimestre, cuyos resultados publicará la compañía el próximo mes de abril.

En concreto Apple adelantó que el brote epidémico del nuevo coronavirus afectaría negativamente a su negocio y desestimó sus previsiones iniciales según las cuales ingresaría entre 58.000 y 62.000 millones de euros este trimestre.

Y, aunque no dio nuevas cifras, Apple anticipó entonces que fabricaría y vendería menos iPhone de los previstos inicialmente. "No esperamos cumplir con los ingresos que habíamos previsto para el trimestre”, anunciado desde la empresa que preside Tim Cook.

Doble impacto para muchos fabricantes de móviles

Para Apple el impacto del coronavirus es doble: no sólo China es uno de sus grandes mercados —supone uno de cada cinco iPhone vendidos en todo el mundo— y la crisis del Covid-19 ha hecho caer en picado la demanda en el país, sino que además muchas fábricas chinas han quedado vacías para evitar contagios, lo ha afectado a proveedores y fabricantes de productos tanto de Apple como de otros fabricantes de móviles.

También en febrero Apple cerró temporalmente algunas de sus tiendas en China y, aunque volvió a abrirlas poco después, tomó medidas para evitar que en ellas coincidiesen demasiadas personas simultáneamente, tanto público como empleados. También redujo los horarios de apertura, aunque ya entonces Apple dijo que las restricciones a los movimientos impuestos por las autoridades chinas habían reducido el flujo de público en sus tiendas.

Tim Cook se muestra "optimista"

Sin embargo Tim Cook, CEO de Apple, no se mostró preocupado en exceso por la situación en una reciente entrevista para Fox y dijo "tener la sensación" de que "China está recuperando el control del coronavirus (...) de modo que soy optimista."

El brote epidémico también afecta a los fabricantes de móviles Android. Según los datos señalados por Reuters Huawei y Xiaomi han sufrido una caída similar durante el mes de febrero: distribuyeron en conjunto 5,85 millones de móviles, menos de la mitad de los 12,72 millones de unidades distribuidas en febrero de 2019.

Huawei, además, prevé que esté año distribuirá un 20% menos de móviles que el año anterior debido principalmente a las sanciones comerciales de EEUU, según fuentes cercanas a la compañía citadas por el medio The Information.

Según Canalys, la producción mundial de móviles en febrero se redujo hasta el 35% y no cree que las fábricas vuelvan a la normalidad hasta el próximo mes de abril.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad