Imagen: Huawei
stop

El gigante tecnológico prevé que esté año distribuirá un 20% menos de móviles que el año anterior debido principalmente a las sanciones comerciales de EEUU

Madrid, 09 de marzo de 2020 (12:57 CET)

En 2019 y a pesar de las sanciones comerciales impuestas por el gobierno de Donald Trump, Huawei logró distribuir algo más de 240 millones de móviles y mantenerse entre los tres grandes fabricantes, junto con Samsung y Apple.

Ya el pasado mes de enero desde Huawei anticipaban que "2020 será un año difícil para nosotros," dijo entonces el presidente rotativo de la compañía, Eric Xu, dado que con toda probabilidad Huawei seguirá en la lista negra comercial de EEUU.

Ahora según The Information —que cita a personas próximas a la compañía— Huawei admite que en 2020 la distribución y venta de sus smartphones "caerán hasta un 20%" debido principalmente al veto comercial, paraquedarse en uno 190 millones de smartphones distribuidos este año.

Una de las consecuencias del veto comercial más dañinas para Huawei tiene que ver con la imposibilidad de incorporar los servicios y apps de Google en sus móviles; estos servicios y apps incluyen desde Google Maps a Gmail, pasando por Youtube y hasta la tienda de aplicaciones Google Play.

Recientemente Google ha explicado que "ni es posible ni es seguro" instalar esas apps de Google en los móviles de Huawei que no los incorporan: "Las aplicaciones de Google no funcionarán de forma fiable porque no permitimos que estos servicios se ejecuten en dispositivos que no está certificados," dijo hace un par de semanas Tristan Ostrowski, director jurídico de Android y Google Play.

A diferencia del año pasado, cuando Huawei todavía comercializaba modelos ya certificados por Google, con sus servicios y apps, 2020 será el primer año completo tras el veto comercial del pasado mes de mayo.

Esto a pesar de que Huawei trabaja en un sustituto propio a los servicios de Google, y también a pesar de que Google ha solicitado una licencia para hacer negocios con Huawei.

La compañía china tiene previsto anunciar la serie Huawei P40 a finales de este mes; será la primera serie de su busque insignia que —salvo que se produzca un giro en los acontecimientos— saldrá al mercado internacional sin la certificación ni los servicios ni apps de Google.

El nuevo coronavirus acaba con la esperanza de recuperación del sector

Además del veto comercial, desde hace trimestres Huawei —como el resto de fabricantes de móviles— sufre las consecuencias de una menor demanda de smartphones, a nivel global.

A esa situación, que a finales de 2019 comenzó a dar pequeños signos de recuperación, se suma ahora el efecto que el coronavirus SARS-CoV-2 está teniendo tanto en la venta de móviles como en los canales de suministro, fabricación y distribución.

La epidemia ha provocado el cierre de fábricas en China y una escasez de productos como smartphones —incluyendo los iPhone de Apple— y los expertos advierten de que la situación empeorará: según la consultora británica Canalys la producción mundial de móviles en febrero se redujo hasta el 35% y no cree que las fábricas vuelvan a la normalidad hasta el próximo mes de abril.

En cualquier caso el debilitado sector de los móviles se verá afectada de forma significativa. Canalys estima que las ventas mundiales de dispositivos móviles caerán un 4,3% en 2020 y las ventas europeas descenderán en un 7,4%, en contraste con las previsiones de crecimiento de un 3,6% previas al brote epidémico.

Por su parte la firma de análisis de mercado CCS Insight es mucho más alarmista sobre el efecto del coronavirus en el sector, y pronostica una caída del 10% en la venta de móviles fuera de China durante la primera mitad del año.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad