Un cliente prueba el nuevo Apple Watch Series 4 en una tienda en Japón. Foto: Apple

Apple ya vende más relojes que todos los fabricantes suizos

stop

En 2019, el Apple Watch sacó una ventaja de 10 millones de unidades vendidas por encima de la industria relojera suiza

Barcelona, 06 de febrero de 2020 (18:45 CET)

El primer Apple Watch salió a la venta en abril de 2015, hace menos de cinco años. Por su parte, la industria relojera suiza tiene más de un siglo de historia. No obstante, en 2019, una única marca de relojes inteligentes superó –con abrumadora ventaja– las ventas globales de todas las marcas suizas de relojes, según se desprende del más reciente informe del sector elaborado por la consultora Strategy Analytics.

En todo el mundo, un total de 30,7 millones de unidades del Apple Watch se vendieron durante el anterior ejercicio, frente a los 21,1 millones de la industria de Suiza. Es decir, que el producto de una única compañía vendió casi 10 millones de unidades más que los de cientos de fabricantes de relojes del país internacionalmente reconocido por su industria relojera. Los suizos, desde luego, ven caer rápidamente su cuota de mercado.

Mientras las ventas del Apple Watch incrementaron un 36% entre 2018 y 2019, las de los relojeros suizos descendieron en un 13% de forma interanual. Es un resultado monumental para la tecnológica estadounidense, que, desde luego, también domina el sector de los smartwatches, con cifras de ventas muy superiores a las de sus competidores directos, como lo son Fitbit y Samsung. Su cuota del mercado es ya cercana a un 50%.

Brecha generacional en el sector

Compañías suizas como Swatch "están perdiendo la guerra de los relojes inteligentes", afirma Strategy Analytics en la presentación del informe. "Una combinación de diseño atractivo, tecnología fácil de usar y aplicaciones adhesivas hace que el Apple Watch sea muy popular en Norteamérica, Europa occidental y Asia", ha explicado el analista senior de la consultora, Steven Waltzer, que ve en estas cifras el reflejo de una brecha generacional.

"Los relojes analógicos siguen siendo populares entre los consumidores de más edad, pero los compradores más jóvenes se inclinan por los relojes inteligentes y los relojes computarizados", ha subrayado Waltzer. "Apple Watch ofrece un mejor producto a través de canales minoristas más profundos y atrae a los consumidores más jóvenes que desean cada vez más la pulsera digital", ha añadido.

Los autores del estudio han lanzado una advertencia a fabricantes suizos como Swatch, Tissot y TAG Heuer, entre otros: "La ventana para que las marcas de relojes suizos tengan un impacto en los relojes inteligentes se está cerrando; el tiempo puede estar acabando".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad