Arranca el congreso del móvil más ambicioso hasta la fecha

stop

MWC

Estand de Windows en el MWC de 2012

23 de febrero de 2013 (20:57 CET)

El recinto de Gran Vía de Feria de Barcelona está listo para abrir las puertas este lunes a una nueva edición del congreso del móvil, el Mobile World Congress (MWC). Es la séptima ocasión que la capital catalana acoge el evento más importante del sector. Esta vez, incluso antes del disparo de salida, la edición ya ha superado todas las expectativas previstas. La organización, a cargo de la todopoderosa patronal del sector (GSMA), espera más de 70.000 asistentes de más de 20 países. Y, lo más destacado, llegar a la exorbitante cifra de los 329,5 millones de euros de impacto económico en la ciudad.

Es la primera vez que el congreso se celebrará en Hospitalet del Llobregat (Barcelona). El espacio de Fira Barcelona en Montjuïc se quedó pequeño el año pasado y decidieron trasladarse a Gran Vía. Esperaban llenar el recinto en tres años, pero hace meses que colgaron el cartel de completo.

Las cifras del congreso

Para tener una idea de lo que significa, debido al MWC el aeropuerto de El Prat ha incrementado en 100.000 asientos los vuelos previstos. Una capacidad el 10% superior a cualquier otra semana de febrero. Incluso dará la bienvenida por primera vez al súperjumbo A380 de Emirates. Los hoteleros de la ciudad se friegan las manos, ya que en temporada baja han podido incrementar el precio de las pernoctaciones unos 150 euros. En estos momentos, es complicado encontrar una habitación libre en la ciudad.

Los 49 puntos de gastronomía de Fira Gran Vía (la mitad de ellos gestionados por Gasatrofira) servirán unas 15 toneladas de comida en los tres días y medio de evento, según informa Europa Press. En total, cada día estiman dispensar unos 35.000 bocadillos, 40.000 cafés y 25.000 piezas de bollería. Incluso han preparado bicicletas con remolque que distribuyan sushi y hamburguesas, una novedad de la feria. Y estos datos no tienen en cuenta la comida que los propios estands adquieren para las citas que tienen preparadas.

Además, se generarán unos 6.800 empleos temporales relacionados con la feria.

Los grandes ausentes

El gran ausente de esta edición será Google. El gigante tecnológico estadounidense solía tener el estand más espectacular de todo el evento, en el que promocionaba el sistema operativo Android. Pero parece ser que el liderazgo del ecosistema ya está más que consolidado, por lo menos en el MWC. Este año se potenciará la tecnología NFC, la que permite tener todo tipo de información y dispositivos en el smartphone. Y este protagonismo se ejercerá, precisamente, en Android. El sistema elegido para los dispositivos en los que se hagan los test. “Google vendrá con Motorola”, afirmó hace unos días el consejero delegado de GSMA, John Hoffman. La cara más visible del congreso.

Tampoco participará Blackberry, la compañía que tradicionalmente había impulsado el evento pero que en estos momentos está en horas bajas. Apple nunca se ha promocionado en la feria, ya que prioriza sus eventos propios. Eso sí, Hoffman explicó que tanto los directivos de RIM como los de la compañía de la manzana asistirán al MWC.

“Estará todo el mundo”, insistió Hoffman. ¿Quién se quiere perder esta oportunidad de negocio?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad