Barcelona se postula para arbitrar los conflictos mundiales de tecnología móvil

stop

MOBILE WORLD CAPITAL

John Hoffman, consejero delegado de la GSMA

27 de febrero de 2012 (21:23 CET)

Unos de los grandes objetivos de Barcelona como capital mundial del móvil, Mobile World Capital (MWC), será lograr ser la sede de un nuevo regulador internacional que actúe en los grandes conflictos tecnológicos. El consejero delegado de la entidad organizadora del evento, la Global System for Mobile Association (GSMA), John Hoffman, ha señalado que la meta se tiene que conseguir a medio plazo.

El punto de partida es alentador. La GSMA representa a más de 800 compañías de tecnología móvil de todo el mundo, por lo que se espera que ejerza un papel de lobby importante para poner a los principales operadores del sector de acuerdo. Pero incluso si se vence este obstáculo aún quedará otra barrera: homogeneizar la legislación internacional para realizar un buen arbitraje.

“Barcelona tiene que marcar la agenda del sector de las telecomunicaciones”, ha afirmado el director general de Fira de Barcelona, Agustí Cordón. Por ello, en la fotografía inicial de los pilares que tendrá la MWC se ha diseñado una división específica para alcanzar el arbitraje universal, la mLaw.

Industria

En el organigrama que han dado a conocer Hoffman y Cordón, esta área se situará en el centro industrial en el que se desarrollarán productos específicos, el Mobile World Hub.

Los directivos no han querido dar a conocer dónde se situará la sede de esta fábrica de telecomunicaciones, aunque desde el sector se espera que tenga un espacio en el distrito más tecnológico de la ciudad, el 22@. El primer laboratorio de las smart city, otra de las potencialidades que se tendrán que trabajar en el marco de la MWC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad