Fotografía: Jump

Bicis y patinetes autónomos que van solos a los puntos de carga

stop

Con la "micromovilidad robotizada" de Uber las bicicletas y los patinetes compartidos se autopilotarán hasta los puntos de carga o lugares con mayor demanda

Madrid, 21 de enero de 2019 (10:58 CET)

Según Chris Anderson, CEO de 3D Robotics, la compañía de movilidad Uber ha puesto en marcha un departamento llamado "Micromobility Robotics" para desarrollar tecnología de conducción autónoma aplicable a patinetes y bicicletas eléctricas y de uso compartido.

De este modo cuando no estén en uso los vehículos de micromovilidad "se dirijan por sí mismos y de forma autónoma hasta los puntos de recarga o a las ubicaciones más idóneas" para esperar al siguiente usuario.

La nueva división de Uber se situaría, según la misma fuente, dentro del grupo Jump, propiedad de Uber, que explota el negocio los patinetes y las bicicletas compartidas.

Uber extendió su negocio a través de Jump, incorporando bicicletas y patinetes, para complementar su flota de automóviles, ampliar su negocio en los centros urbanos y compensar la creciente tendencia a limitar la circulación de coches en las ciudades. En Europa Jump está disponible únicamente en Berlín, aunque según la compañía, actualmente "están expandiéndose por todo el mundo."

Mayor disponibilidad de vehículos (y menos dependencia de los huemanos)

Aunque no hay muchos detalles y Uber no ha respondido a la consulta enviada desde TechCrunch, disponer de bicicletas y patinetes autónomos haría que el negocio de la micromovilidad compartida de Uber "dependiera menos de los humanos" asignados a la logística de recargar y reubicar sus vehículos. Con esto y el uso de baterías intercambiables Uber tendrá "una máquina bien engrasada que incrementará la disponibilidad de vehículos y que mejorará la experiencia general de los usuarios," dicen en TechCrunch.

Actualmente Jump utiliza baterías intercambiables en sus bicicletas, lo que según TNW "es solo una parte del puzzle y que ya permite a la compañía reducir el tiempo de carga a casi cero." Más complejo será desarrollar una tecnología fiable de autoconducción "que garantice que estos vehículos de dos ruedas circulan de forma segura y sin afectar al tráfico" y sin poner en riesgo a los peatones.

Tecnología para motocicletas autónomas

En la pasada edición del CES BMW hizo una nueva demostración de su tecnología de conducción autónoma para motocicletas, desvelada el verano pasado con el propósito de "investigar la seguridad y la dinámica de sus motocicletas."

Según explicó BMW entonces el propósito de su tecnología "no exime al piloto de conducir pero contribuye aumentar su seguridad" al incorporar  programas de control dinámico que ayudan al piloto a seguir la trayectoria más adecuada y la más segura ante un obstáculo imprevisto o en una "situación crítica."

Antes, en 2015, Yamaha presentó su Motobot, una motocicleta autopilotada que, prescindiendo del conductor, superó los 200 km/h en circuito y hasta se enfrentó al piloto Valentino Rossi, contra quien perdió.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad