El análisis de datos es clave para el éxito de las producciones originales de Netflix. Foto: Pxhere/CC0

¿Cómo hace Netflix para recuperar su inversión en contenido?

stop

Netflix recurre a una estrategia financiera de análisis de datos para alimentar su batería de contenidos originales

Barcelona, 25 de junio de 2018 (04:55 CET)

La estrategia financiera de Netflix no es como la de cualquier otra compañía. La plataforma de vídeo en streaming es pionera de un sistema que respalda sus inversiones en contenido original por medio del análisis de datos de los usuarios y sus patrones de visualización y pago.

El contenido original es uno de los brazos más fuertes de Netflix para seguir creciendo en el mercado mundial, pero al tratarse de una plataforma digital sin precedentes –cuya inversión se asemeja a la de las grandes productoras de Hollywood– su forma de analizar el alcance de sus series y películas no es la tradicional.

La compañía prevé gastar en 2018 hasta 8.000 millones de dólares en contenido original para producir 700 títulos, entre películas, series y especiales de comedia. De ese monstruoso presupuesto, unos 1.000 millones de dólares se destinarán a producciones europeas.

Netflix hace análisis de datos tras estrenar series para definir cuántos suscriptores trae cada producción

Para buscar una respuesta a la incógnita que le generaba la estrategia financiera del contenido original de Netflixun usuario de Quora preguntó en este portal de información colectiva cuál es el método de la empresa para recuperar lo invertido en esta división de su negocio.

El licenciado en ciencias de la comunicación Deepak Mehta fue uno de los que respondió a la pregunta, y su planteamiento es una de las formas más fáciles de explicar el proceso financiero de Netflix a la hora de invertir en contenidos audiovisuales.

"Imagina que Netflix se da cuenta de que 10.000 clientes se están suscribiendo al servicio justo antes del estreno de la próxima temporada de Stranger Things (una de sus seriee originales). Algunos pueden ser parte de la ola regular de clientes nuevos, pero restas esa cifra y consigues un buen estimado de cuántas personas se suscribieron para ver Stranger Things", explicó.

Se estima que Netflix recuperó su inversión en 'House of Cards' en cuestión de un trimestre

Netflix también puede tirar del análisis de datos para saber cuántos de esos 10.000 suscriptores nuevos pagaron el servicio e inmediatamente se pusieron a ver Stranger Things, así como tiene la capacidad de darle seguimiento a estos clientes para definir si pagaron por más de un mes o si cancelaron el servicio luego de ver la serie.

La plataforma ya está ganando dinero con esos clientes que sólo pagan la suscripción una vez para ver una serie exclusiva, y naturalmente gana mucho más cuando esos suscriptores siguen pagando el servicio una vez terminada la serie.

Netflix suma todos estos indicadores y logra definir las ganancias reales que una serie o una película le dejó, y a partir de esa información decide si pide una nueva temporada o si se enfoca en otras producciones.

Esto sin contar que la empresa seguramente realiza todo tipo de análisis de tendencias y mercados para medir la popularidad de sus series y películas. Con esta estrategia, Netflix se ubica lejos del formato tradicional de "oferta y demanda" que millones de negocios aplican para ganar dinero.

El caso de House of Cards

"Netflix es una de las primeras compañías en aprovechar verdaderamente el análisis de datos para impulsar decisiones comerciales importantes", explicó Mehta, quien también recomendó leer este informe sobre este rasgo del negocio de la empresa.

El informe de 2013 da cuenta del éxito de House of Cards, otra célebre serie de Netflix (que pronto terminará, consecuencia de la polémica en la que se vio envuelto Kevin Spacey). La producción llevó a Netflix a dos millones de suscriptores nuevos en EEUU durante el primer trimestre de 2013, y un millón de suscriptores en el resto del mundo.

Se estima que con esas suscripciones Netflix recuperó su inversión en House of Cards, y también se sabe que el 86% de los usuarios consultados para una encuesta en 2013 afirmaron que la serie de Spacey era la principal razón por la que pagaban el servicio en primer lugar.

Los tiempos han cambiado (especialmente para Spacey), pero la estrategia de Netflix parece cada vez más efectiva.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad