¿Pagará un precio político Trump por sus batallas comerciales?

Donald Trump amplía el "muro tecnológico" contra China

stop

El gobierno de Donald Trump prohíbe la entrada de la teleco China Mobile por las mismas razones por las que cargó contra Huawei y ZTE

Barcelona, 05 de julio de 2018 (17:03 CET)

El proteccionismo económico de Donald Trump tiene una nueva víctima: China Mobile, considerada la mayor telefónica del mundo por su cuota del mercado y su cartera de más de 900 millones de clientes en la república presidida por Xi Jinping.

Esta semana, la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información (NTIA, por sus siglas en inglés) recomendó a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) no permitir a China Mobile operar en EEUU.

El operador de telefonía sufre las consecuencias del "muro tecnológico" de Trump, contra el que también chocaron Huawei y ZTE. El gobierno presiona a las telecos para que no ofrezcan móviles Huawei en EEUU y prohibió las importaciones del proveedor ZTE.

China Mobile esperaba entrar en EEUU hace siete años

China Mobile presentó su primera aplicación ante la FCC en 2011, con el propósito de llevar su operación de telecomunicaciones a EEUU a la mayor brevedad posible. Dos años después, el consejo de la compañía presionó al gobierno estadounidense para que agilizara los permisos.

Ahora, la NTIA recomienda no permitir su ingreso a EEUU porque la empresa es en su mayoría propiedad del gobierno chino y advierte de que "China Mobile es vulnerable a la explotación, influencia y control del gobierno de China".

"La autorización representa un riesgo inaceptable para la seguridad nacional de EEUU y el cumplimiento de la ley. El riesgo podría incrementarse con el tiempo", agregó la entidad.

El gobierno de Trump se ampara en las "razones de seguridad nacional" para vetar a las tecnológicas chinas

China ha sido uno de los objetivos de la ofensiva proteccionista del gobierno de Trump. El país asiático es uno de los perjudicados por los aranceles a las exportaciones de acero y aluminio, junto a México, Canadá y la Unión Europea.

Por otro lado, también es objeto de las políticas contra las inversiones de tecnológicas asiáticas en EEUU. Además de los casos de Huawei, ZTE y ahora China Mobile, el gobierno de Trump vetó la compra de Qualcomm por parte de la compañía singapurense Broadcom.

Trump bloqueó la fusión entre Qualcomm y Broadcom –valorada en 94.000 millones de euros– citando "razones de seguridad nacional".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad