Los móviles se encarecerán a un ritmo del 10% en 2018. Foto: LG
stop

El importe de más de 1.000 euros del iPhone X es apenas el comienzo de un encarecimiento general en el mercado del móvil

Barcelona, 05 de agosto de 2018 (16:43 CET)

Apple sorprendió al mundo cuando presentó el iPhone X, tanto por las funcionalidades del dispositivo como por el importe sugerido. Dependiendo de la capacidad de almacenamiento, en España el precio osciló entre 1.159 euros y 1.329 euros. Y es de esperar que este año la cifra siga aumentando, no solo la de los móviles de Apple.

Se prevé que para finales de 2018 el precio medio de un "smartphone" será un 10,3% más alto que al año anterior, de unos 270 euros en 2017 a 300 en el año en curso. Pero los grandes fabricantes de los móviles más capaces han aumentado sus precios considerablemente por encima de ese 10%, y es probable que lo sigan haciendo.

Un año antes del iPhone X, el móvil más caro de Apple tenía un precio de 800 dólares, y a su salida en EEUU el "X" se empezó a vender sobre los 1.000 dólares con impuestos. Y la estrategia funcionó: el consejero delegado de la tecnológica, Tim Cook, dijo en julio que su "smartphone" más caro fue consistentemente su producto más vendido.

Todo parece indicar que el techo que rompió el iPhone X es el comienzo de una tendencia al alza que perdurará en el mercado de los móviles.

No es sólo el iPhone: los Android y Huawei también serán más caros

Los consumidores están preparados para pagar un precio prémium por un móvil porque es probablemente el producto más importante de sus vidas, dijo a CNET el director de investigaciones de CSS Insight, Ben Wood.

Y las tecnológicas están sacando ventaja de ello (no es casualidad que Apple superara el billón de dólares un semestre después de lanzar el iPhone X). Tampoco es casualidad que el precio del Samsung Galaxy aumentara más del 15% entre 2016 y 2018.

La tecnológica surcoreana acusa otros saltos nada despreciables en el último par de años: el Samsung Galaxy Plus se disparó un 17%, mientras que el Note lo hizo en un 9%. Hasta el importe de los móviles Oneplus, una marca que nació como una alternativa asequible al iPhone y el Galaxy, creció un asombroso 32,6% entre 2016 y 2018.

Casos similares se observan en el comportamiento de los precios de los "smartphones" de Google y LG. La tendencia a derribar el tabú de los móviles costosos la sigue hasta Huawei, un referente de los dispositivos "low cost" cuya serie de móviles "P" es hoy un 33% más cara que hace un par de años.

"Cuando Apple anunció el iPhone X por 1.000 dólares le hizo un favor a toda la industria. El precio dio a los demás fabricantes un poco de espacio para respirar, y quiero imaginar que había cierto deleite en los pasillos de Samsung y Huawei y otros", dijo Wood.

El analista se refiere a un fenómeno que propició el elevado precio del iPhone X: cuando los consumidores no quieren gastar más de 1.000 euros en un móvil, no ven con malos ojos gastar 500, pese a que tal vez se trate de un móvil que hace tan solo un par de años costaba 300.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad